Menú Buscar
Carlos Slim, el magnate mexicano que se ha lanzado por FCC, y Esther Alcocer, presidenta de la constructora.

Slim se lanza a por el 100% de FCC

El magnate mexicano ofrece 7,60 euros por las acciones del grupo en una operación en la que también incluye la exclusión del mercado de Cementos Portland Valderrivas

Redacción
04.03.2016 19:42 h.
3 min

Carlos Slim quiere ser el único accionista de FCC. Pocas horas después de que la constructora dirigida por Juan Béjar anunciara que Inversora Carso, el vehículo de inversión del magnate mexicano, y Esther Koplowitz, hija del fundador del grupo, habían cumplido con su parte en la ampliación de capital de 709 millones de euros, el empresario comunicaba a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) que lanzaba una oferta pública de adquisiciones (OPA) para tomar el control total de la constructora.

La operación se lanzó con el mercado cerrado y avanzándose al mandato del regulador. Slim controlaba antes de la ampliación de capital el 26,13% de las acciones de FCC, según consta en el último informe de gobierno corporativo de la compañía. En el documento remitido a la CNMV, reconoce que la ampliación de capital le sitúa en el 35,5%, por lo que legalmente debe lanzar la operación.

Koplowitz y Gates

El precio marcado por los títulos de la constructora ofrece una prima “interesante”, indican fuentes del sector. Slim pagará en metálico 7,60 euros por las acciones frente a los 6,50 con los que se intercambiaban en el mercado continuo al cierre de este viernes. Lo que implica una bonificación del 15,3%.

Todos las miradas están puestas ahora en la familia Koplowitz. La OPA del magnate solo triunfará si Esther Koplowitz y su hija, Esther Alcocer, la actual presidenta de la compañía, venden el 22,43% que controlan a través de la sociedad Dominum Dirección y Gestión.

La fundación Bill y Melinda Gates tiene en su poder otro 5,7% de los títulos de FCC mediante el vehículo de inversión Don William H. Gates III.

Exclusión de Cementos Portland

La OPA de Slim a FCC también afecta a su filial Cementos Portland Valderrivas. El magnate propuso excluir del mercado en como mucho tres meses la compañía, el tiempo del que dispone para concluir la toma de control del grupo de la construcción.

La operación societaria se presentó el mismo día en el que Béjar planteó a los sindicatos la negociación de un nuevo expediente de regulación de empleo (ERE) para despedir al 15,6% de los trabajadores de la división de construcción de España. Es decir, a 750 personas.

La negociación con los sindicatos se realizará de forma paralela con el estudio por parte de los grandes accionistas de las condiciones de Slim para tomar el control de FCC.