Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Kaijie Yao (i) y Joan Lim (d), ante un avión de Singapore Airlines / FOTOMONTAJE DE CG

Singapore Airlines cambia a su director en España en plena crisis por el virus

La segunda mejor aerolínea del mundo prescinde de Kaijie Yao y nombra a Joan Lim, experta regional, tras entrar en el mercado 'low cost'

Ignasi Jorro / Jordi Nieto
9 min

Singapore Airlines ha prescindido de su director en España en plena crisis por la pandemia del coronavirus. La aerolínea, la segunda mejor del mundo según los premios de referencia Skytrax, ha cesado a Kaijie Yeo, nombrado en 2018, y ha designado a Joan Lim, experta bregada en el mercado regional chino, en un recambio que coincide con la entrada de la compañía aérea en el mercado low cost con la comercialización a bajo coste del vuelo entre Barcelona y Milán (Italia). 

Lo ha podido saber Crónica Global de fuentes de la industria aérea, que han precisado que Singapore ha cambiado a su country manager este mismo mes de enero. El baile de sillas tiene dos derivadas principales. Una de ellas es que tiene lugar en plena caída de ocupación y rentabilidad por la pandemia del coronavirus. La segunda es que la operadoraflag de la república asiática renueva al director en España por segunda vez en cuatro años, algo que fuentes de la compañía atribuyen a la dinámica "habitual" de movimiento de talento en su seno. 

Cambios

Las mismas voces corporativas reiteran que Kaijie Yeo, nombrado jefe para España y Portugal en 2018 en sustitución de Deryk Liew, "continúa" en la estructura de la operadora de bandera de la ciudad-Estado asiática. Otras fuentes del sector aeronáutico han agregado que Yeo no tendrá responsabilidades en España, pero sí en Europa, algo que la compañía no confirma. Desde la industria se apuntan más elementos: las "dificultades" del hasta ahora director para adaptarse a España, lo que habría facilitado su cambio de puesto. 

Sea como fuere, Singapore ha reemplazado a su máximo representante en el país por segunda vez en cuatro años. Antes, Yeo tomó el relevo de Liew en 2018 tras haber velado por algunas dolorosas decisiones de Singapore en Barcelona. La aerolínea fulminó su vuelo directo entre El Prat y Sao Paulo por falta de rentabilidad en 2016, servicio que había iniciado cinco años antes. Al poco tiempo, introdujo una parada técnica en Milán en su conexión transatlántica entre la capital catalana y la ciudad-Estado, el primer enlace intercontinental desde el segundo mayor aeropuerto nacional: había nacido en 2006. 

15 años de arraigo en Barcelona

El 20 de julio de 2006, la aerolínea miembro de Star Alliance inauguraba la conexión que uniría Barcelona con Singapur vía Milán tres veces por semana. De este modo, Singapore Airlines se convertía en la primera compañía que ofrecía vuelos entre el aeropuerto de la capital catalana y Asia. Al mismo tiempo, la Ciudad Condal se erigía como el primer destino de habla hispana al que volaría tras cancelar su ruta a Madrid Barajas.

El éxito de ocupación en los tres primeros meses de operación llevó a la aerolínea a introducir cambios en su operativa. La reestructuración de la ruta pasaba por incrementar el número de plazas por trayecto, apostando por los B777-300 con capacidad para 264 pasajeros, en detrimento de la versión corta del triple siete.

La Ciudad Condal, su puerta a Hispanoamérica

A diferencia de hoy, durante varios años tanto los vuelos de ida como los de vuelta contaban con cerca del 90% de los asientos ocupados, una realidad que llevó a la operadora a establecer una conexión diaria entre ambas ciudades en 2008. Si bien en 2011 la compañía daba un paso más en su apuesta por El Prat: suprimía la parada en Milán, y Barcelona se convertiría en el asentamiento perfecto para realizar la parada técnica que le permitiría volar desde la ciudad-Estado hacia Sao Paulo. Una operativa muy parecida a la que se lleva a cabo hasta ahora en Milán y que prestó servicio hasta el año 2016.

A pesar de la supresión del vuelo al destino carioca, la compañía mantuvo su compromiso intacto con la capital catalana. De hecho, en abril del 2017, aterrizaba por primera vez en El Prat el A350, una joya de la aviación moderna fabricada por la empresa gala Airbus. La aeronave, con capacidad para 253 asientos en tres clases --business, turista premium y turista--, cumple con los más altos estándares de calidad y sostenibilidad, y es todavía hoy el avión utilizado en los vuelos semidirectos entre las dos urbes.

Crisis por la pandemia

Ahora, Singapore renueva su cúpula en España en otro momento doloroso: cuando lidia con una colosal caída de demanda, ocupación y rentabilidad derivada de la pandemia del coronavirus y las restricciones a la industria turística. Desde el sector se citan ocupaciones calamitosas, de menos del 10% en la ruta Barcelona-Singapur que opera con su A350. "Estaban volando, sobre todo, con carga", lamentan. De hecho, la aerolínea se vio obligada a suspender la conexión durante abril y mayo de 2020. Cuando se recuperó, en junio de 2020, lo hizo con una única frecuencia a la semana. 

Un año y medio después, la operativa de la compañía sigue al ralentí. En enero de 2021 se recuperaron las tres frecuencias semanales en ambos sentidos, aunque con pobres resultados. Los aviones despegan vacíos, con apenas 40 pasajeros, y Singapore se aferra a la quinta libertad, concedida por el Gobierno de España, que le permite vender billetes para el trayecto Barcelona-Milán-Barelona. Una autorización que entró en vigor el pasado lunes 17 de enero, y que pretende enmendar la situación a base de tarifas low cost.

Operativa a Milán

Así, la segunda mejor aerolínea del mundo según Skytrax pone la aviación de altos vuelos a 99 euros ida y vuelta. Cabe destacar que la tarifa incluye una franquicia de equipaje facturado de 25 kilogramos en clase turista, 35kg en clase turista premium y 40kg en clase business, así como los ágapes que se sirven a bordo del trayecto de poco más de una hora y 15 minutos. Todos ellos desayunos.

De este modo, SIA entra a competir directamente en la ruta que une Barcelona con el aeropuerto de Malpensa. Se trata de la décima conexión con más frecuencias a la semana --33-- desde la Ciudad Condal, y donde predomina la hegemonía del sector de bajo coste. Singapore Airlines va a la guerra ofreciendo el alto standing para salvar sus números. Lo hace contra Ryanair, EasyJet y Vueling, cuyo tiquet medio por trayecto puede salir desde 19,99 euros. Los vuelos desde el aeropuerto de la capital de la moda italiana hacia Barcelona partirán a las 07:15 horas, mientras que el trayecto que une Barcelona con Milán alzará el vuelo a las 10:10 horas del aeródromo​ catalán.