Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Vista de un local de hostelería cerrado tras las medidas restrictivas aplicadas por el Gobierno vasco. / EP

Los sindicatos preparan una batalla legal por los despidos tras los ERTE

La justicia abre la puerta a aceptarlos pero exige que se justifiquen de forma debida caso por caso

Víctor Recacha
3 min

Los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE) relacionados con el Covid están prorrogados hasta el 31 de enero. A partir de entonces, la situación puede llevar a que temporal se convierta en permanente y que una ola de despidos afecte a miles de empleados, a pesar de la prohibición amortizar empleos en los seis meses posteriores al la aplicación de estas medidas temporales que conllevan rebajas en las cuotas de la Seguridad Social. 

En este contexto, Lourdes Arastey, magistrada de la Sala Cuarta del Tribubal Supremo, ha señalado este viernes el que podría ser el criterio del alto tribunal en estos casos: “¿Puede una empresa que ha estado en un ERTE hacer luego un despido colectivo? La respuesta es ”, ha manifestado en el III Congreso de Derecho Laboral del ICAB, “siempre que la causa sea distinta”. El criterio abre la puerta a justificar un cambio “razonable” en las circunstancias para despedir.

Pugna en los tribunales

La lucha que se dibuja, por tanto, es la de discernir si los motivos del ERTE y del despido son realmente distintos. Y si, tal y como ha inquerido en el mismo foro el titular del Juzgado de lo Social 26 de Barcelona, Carlos Escribano: “¿Podemos obligar a mantener un negocio que es totalmente ruinoso?”. Los sindicatos, que advierten el riesgo de una cadena masiva de despidos, se preparan para judicializar cada procedimiento de despido colectivo que se dé en empresas que antes han tomado medidas temporales.

“Nosotros sindicalmente vamos a combatir este tipo de despidos”, avanza Alejandro de Llano, gerente del Gabinete Jurídico de UGT Cataluña. Añade, asimismo, que la jurisprudencia avala su estrategia. “Hay sentencias que nos han dado la razón”, indica.

Evitar los despidos

El mensaje que el sindicato trasladará a los trabajadores es que “cuando se dé esta situación, no la asuman como normal”, ya que “judicialmente hay que impugnarlo”. De Llano también apela a la responsabilidad de las empresas. “La situación del país puede ser algo tremendo. Querer aprovecharse de la situación me parece lamentable”, añade.

El responsable jurídico del sindicato espera que las organizaciones no tomen esta vía. “No tendría que haber esa conversión de ERTE a ERE”, afirma. Pero de confirmarse los peores augurios, será la justicia la encargada de decidir si avala la prohibición o la flexibiliza.

Destacadas en Crónica Business

Destacadas en Business