Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El Corte Inglés deberá negociar la salida de unos 3.000 trabajadores / EP

Los sindicatos anuncian contundencia al negociar el ajuste de El Corte Inglés

La compañía se compromete a buscar una solución basada en la voluntariedad de las bajas y las buenas condiciones económicas

3 min

Las organizaciones representadas en la comisión sindical de El Corte Inglés han anunciado que actuarán con contundencia en las negociaciones que comenzarán la próxima semana con la compañía para tratar de acordar las condiciones del ajuste de plantilla que el gigante de los grandes almacenes llevará a cabo y que supondrá la salida de unos 3.000 trabajadores.

Los sindicatos CCOO, UGT, Fetico y Fasga han elaborado un comunicado conjunto en el que manifiestan su intención de plantear a la empresa unas condiciones de salida “por encima de los límites legales” y con la posibilidad de adscripción voluntaria.

Asegurar la viabilidad

“Nuestra posición frente a la empresa va a ser clara y contundente”, señalan en la citada nota, en la que explican que la dirección de El Corte Inglés les ha trasladado su propósito de llevar a cabo el ajuste “con el máximo dialogo” y con la búsqueda de medidas positivas como el mencionado carácter voluntario de las salidas y las “buenas condiciones económicas para la plantilla”.

Los representantes de los trabajadores señalan que la compañía ha justificado su decisión con la necesidad de asegurar la viabilidad de la empresa “en un entorno cambiante, la reordenación del mundo del ‘retail’ y su nueva dimensión tras el impacto de la venta online”.

Cierre en Linares

Para la próxima semana está prevista la constitución de la comisión negociadora, que será la encargada de sentarse a la mesa con la dirección de la compañía con el fin de fijar las condiciones de lo que será el primer gran ajuste laboral de la historia en El Corte Inglés.

Los sindicatos ha aprovechado para recordar que en estos días se ha producido el cierre definitivo del centro situado en la localidad jienense de Linares, así como la reorganización del de Guadalajara, unos hechos que, junto a la publicación de informaciones acerca de otras posibles medidas de este tipo, “han provocado una avalancha de inquietud en la plantilla”.