Menú Buscar
Un trabajador de Correos descarga paquetes de su furgoneta / EUROPA PRESS

Los sindicatos acusan a la dirección de Correos de favorecer a las logísticas privadas

CCOO y UGT cargan contra Juan Manuel Serrano por tratar de contentar al Gobierno con la reasignación de plazas vacantes

5 min

Los sindicatos de Correos acusan a la dirección de la empresa de sucumbir a las presiones de las compañías privadas y los reguladores públicos para rebajar la asignación del Servicio Postal Universal (SPU) a 110 millones. Tanto CCOO como UGT han advertido de que la rebaja agravará el “deterioro aún mayor de los servicios públicos” y lamentan la “connivencia” del presidente de la firma, Juan Manuel Serrano, a quien también acusan de querer contentar al Gobierno con la reasignación de vacantes.

La subvención fijada en el proyecto de Presupuestos Generales del Estado (PGE) presentado por el Gobierno para el SPU es de 110 millones para 2021, por debajo de los 220 millones que Correos había recibido en los últimos años. De hecho, la Comisión Europea (CE) instó el pasado mayo a la compañía pública a devolver 400 millones de los recibidos entre 2011 y 2020. Bruselas consideró “excesiva” parte de la cantidad que el Estado asignó para ese periodo y amenazó con un expediente si no se producía la devolución.

Descuentos a grandes clientes

La resolución europea fue aplaudida entonces por las patronales privadas UNO y Asempre, que han denunciado en varias ocasiones que Correos usa parte de la subvención para ofrecer descuentos a grandes clientes y trabajar por debajo de costes.

Con todo, los sindicatos mayoritarios del operador acusan a la dirección de presentar una visión “logística y liberal” sobre el funcionamiento de la compañía. Los representantes de los trabajadores lamentan que la ejecutiva haya dado cobertura a las empresas privadas y ponen como ejemplo que durante el primer estado de alarma no se incluyera el servicio postal como una de las actividades esenciales

Enmienda a los presupuestos

Así las cosas, los sindicatos han presentado una enmienda a los presupuestos de 2021 para que se recoja un incremento de la subvención al SPU hasta los 220 millones. La previsión recogida por el Gobierno en las cuentas es de que la empresa termine este año con pérdidas de 285,5 millones de euros, que se reducirán en un 89,9% el próximo ejercicio. Asimismo, la cifra de negocios se elevará un 20,9%, hasta los 1.872,2 millones.

Con todo, en un documento redactado por CCOO y UGT, se expresa la discrepancia con las pérdidas previstas para 2021: “Pensamos que queda muy lejos de la cifra real”, reza el texto. “No se llegará, de ninguna manera, a las cifras presupuestadas. Si las compensaciones por la caída del [negocio] postal se pensase compensar por los nuevos productos de diversificación tampoco saldrían las cuentas. Correos ha dejado de ser operador logístico de referencia para Amazon (más de 80 millones de euros en 2019) y el Corte Inglés; tampoco a través de Correos Market, que después de más de dos años de funcionamiento no ha conseguido que uno solo de los artesanos se encuentre entre los 100 mejores clientes de paquetería de Correos”, continúa.

Reasignación "política" de vacantes

Otro de los puntos conflictivos entre los sindicatos y la dirección se encuentra en la reasignación de plazas vacantes. CCOO y UGT hablan de “manipulación política” y acusan directamente a Serrano de “beneficiar” a determinadas provincias en las que el Gobierno tiene interés en concitar apoyos para sacar adelante los presupuestos de 2021. Estas zonas son Cataluña, Comunidad Valenciana y País Vasco, mientras acusan de “parar el mercado” en Andalucía y Castilla y León.

Destacadas en Business