Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El presidente de Agbar, Ángel Simón (d.), y el presidente de Naturgy, Francisco Reynés (i.), en el XX Congreso de Directivos CEDE / CEDE

Simón y Reynés proponen un liderazgo empresarial más integrador tras el Covid

Los presidentes de Agbar y Naturgy defienden el alineamiento de los objetivos corporativos con los valores de los accionistas y directivos

4 min

El nuevo liderazgo empresarial tras la pandemia del coronavirus deberá ser más abierto e integrador y con un foco en las personas. Así lo creen el presidente de Agbar, Ángel Simón, y el presidente ejecutivo de NaturgyFrancisco Reynés, que han participado en el XX Congreso de la Confederación Española de Directivos y Ejecutivos (CEDE).

Simón ha afirmado que las "dos competencias clave del liderazgo deben darse a nivel interno en red y también hacia el exterior, además del compromiso con los trabajadores". En ambos casos, se necesita empatizar con la red de grupos de interés de las corporaciones, tal y como la operadora privada de gestión del ciclo del agua y la energética hicieron durante el periodo más complicado de la pandemia. A la vez, se necesitan alinear los objetivos corporativos con los valores de los socios, clientes y ejecutivos de las corporaciones.

Enseñanzas del Covid

Naturgy hizo frente a las restricciones sanitarias sin cortar en ningún momento el suministro de energía. "Las empresas están ayudando, han ayudado y van a seguir ayudando a salir de esta crisis. Hemos puesto a las personas y los clientes por delante de cualquier cosa y los hemos atendido de la forma que necesitaban", ha asegurado el máximo directivo de la energética.

Precisamente, la resolución de conflictos en momentos de máxima complejidad como las generadas por el Covid debe servir, para ambos directivos, como una enseñanza para la gestión empresarial en el futuro. "Han aparecido otros modelos de negocio y oportunidades, que habrían aparecido igual pero a una velocidad más lenta. La pandemia ha supuesto una cura de humildad que nos ha enseñado que existen factores exógenos que nos pueden afectar y deben hacernos tomar decisiones probablemente más rápido", ha dicho Reynés.

La compañía como "ecosistema"

Simón ha compartido este enfoque y ha incidido en el "conjunto de valores" que debe inspirar la actividad empresarial. "Una compañía es un conjunto de valores que debe servir a los accionistas, los trabajadores y la sociedad en general. El propósito de Agbar es mejorar el futuro a través de la gestión del agua desde el punto de vista de la sostenibilidad. Tenemos claro que trabajamos en un ecosistema, no podemos contemplar la compañía de forma cerrada", ha declarado.

"Las intenciones no pueden estar al margen de las competencias, pero tampoco de los valores de los directivos y los accionistas. Tener una estructura accionarial y un equipo directivo que tenga los mismos propósitos tiene mucho que ver con que compartan los mismos valores", ha apostillado Reynés.