Menú Buscar
Imagen de una de las terrazas del hotel Arts Barcelona, que busca ampliarse con el cierre de Pachá, Opium, Shoko y Carpe DIem / CG

El hotel Arts proyecta un 'pelotazo' en el frente marítimo de Barcelona

El cinco estrellas quiere los locales de las discotecas Pachá, Opium, Shoko y Carpe Diem, a quien la alcaldesa Ada Colau quiere desahuciar del frente marítimo

09.05.2019 00:00 h.
6 min

Pescar en aguas revueltas. Los dueños del hotel Arts de Barcelona buscan pegar un pelotazo en el frente marítimo de Barcelona. El cinco estrellas apunta a los locales que dejarían vacíos Pachá, Opium, Shoko y Carpe Diem si la alcaldesa de Barcelona y su escudera Gala Pin, concejal de Ciutat Vella, consigueran desahuciarlos, como prometieron el lunes.

Pin aseguró que los espacios que ocupan los cuatro clubes nocturnos se cerrarían el 21 de junio, cuando termine la concesión del Estado al Ayuntamiento de Barcelona. En su lugar, aseguró la concejal de Barcelona en Comú (BComú), se abriría el Instituto de Ciencias Marinas del Centro Superior de Investigaciones Científicas (CSIC). Ello se ha revelado como un anuncio electoralista. Horas después de la información, que avanzó Metrópoli Abierta, el Gobierno desautorizó a Pin y aseguró que "no había nada cerrado" y que las "negociaciones seguían abiertas".

El hotel Arts quiere una subasta (y ganarla)

Es aquí cuando entra en escena el hotel Arts. El alojamiento dirigido por Brunella Zinato bajo la enseña Ritz-Carlton presiona también para echar al ocio nocturno de la zona (como quiere el Ayuntamiento de Barcelona), aunque con objetivos muy distintos. "Los dueños buscan los locales de Pachá, Opium, Shoko y Carpe Diem. Los acogería para hacer una continuidad entre el rascacielos y la playa del Somorrostro, cuyo extremo norte consideraría como semipropia", informan fuentes del sector inmobiliario de la capital catalana. "Hay un precedente --continúan-- el W Barcelona u hotel vela. Tiene una playa a sus pies (una parte del arenal de Barceloneta) y ello le da un valor añadido", explican.

Imagen de Opium Barcelona, uno de los locales a los que otea el hotel Arts / CG

Imagen de Opium Barcelona, uno de los locales a los que otea el hotel Arts / CG

Preguntado sobre la cuestión, la portavocía de prensa del hotel Arts ha indicado que el alojamiento "no se va a pronunciar sobre la cuestión". Lo cierto es que en el sector turístico se da por hecho el intento de desembarco del lujoso cinco estrellas barcelonés en la playa adyacente. "Es su espacio de expansión natural. Y una vez visto que el anuncio de ampliación del CSIC es puro humo electoral de Ada Colau, el paso más evidente es, o renovar las concesiones de los clubes nocturnos o sacar los locales a subasta. Y en este escenario el Arts no tendría rival, pues nadie tiene su músculo financiero", han agregado las fuentes consultadas.

"El Estado será más prudente que Colau"

Esta operación la quieren abortar, por supuesto, los actuales operadores de las discotecas. Así lo ven fuentes del sector del ocio nocturno, que subrayan que el anuncio de Gala Pin de echar a las boîtes de restauración y ocio nocturno "es puro humo. No vale la pena ni comentarlo". Matizan que la concesión del Estado al Ayuntamiento de Barcelona vence el 21 de junio al llegar a los 30 años, pero enfatizan que este permiso seguirá en manos del Estado. "Es el Gobierno el que decidirá, no el Ayuntamiento. Y creemos que será más sensato que el actual equipo de gobierno municipal", avanzan.

Gala Pin, concejal de Ciutat Vella y Participación, podría ayudar al 'pelotazo' del hotel Arts sin quererlo / CG

Gala Pin, concejal de Ciutat Vella y Participación, podría ayudar al 'pelotazo' del hotel Arts sin quererlo / CG

Desde la noche de la Ciudad Condal subrayan que la concesión de las discotecas es, en realidad, un subarriendo. "Los terrenos son de la Demarcación de Costas. Cedió la concesión hace 30 años al Ayuntamiento. Éste, a su vez, hizo una segunda cesión a operadores privados. Algunos de éstos decidieron abrir locales por sí mismos. Otros subarrendaron los locales", explican las mismas fuentes. ¿Qué caduca el 21 de junio? "La cesión de Costas al Ayuntamiento. Y, con ello, toda la estructura inferior. Por ello decimos que la decisión está en la pelota del Estado, no del consistorio", insisten.

Hotel Arts: colosos

Es en este rompecabezas donde el hotel Arts quiere pescar. Y no es la única empresa que quiere hacerlo, indican fuentes conocedoras. También algún operador comercial anda detrás de los terrenos, aunque en este caso se trataría de los que ocupan los locales del Puerto Olímpico, propiedad de la Generalitat de Cataluña. En el caso del Arts, sus dueños tienen músculo para hacerlo. Compraron la torre de 44 plantas, 455 habitaciones y 30 apartamentos en 2006, 14 años después de su estreno en la Barcelona olímpica de 1992. En aquel momento desembolsaron 417 millones de euros, lo que la convirtió la operación en la más costosa jamás realizada en España hasta entonces.

Quizá por la envergadura de la adquisición, intervinieron en la misma un pool de tres empresas. Se trata de Host Hotels & Resorts y ABP Investments, de matriz holandesa, amén del Government of Singapore Investment Corporation (GIC), con sede en la ciudad-Estado asiática. Este último fondo soberano tiene posiciones en otros alojamientos en España, como el WestIn de Madrid, además de naves industriales y otros inmuebles.