Menú Buscar
Una de las tiendas de la marca Shana en un centro comercial / CG

Shana, de ropa barata, suspende pagos con deudas de 95 millones

El descalabro afecta a ocho compañías del conglomerado

2 min

El grupo empresarial encabezado por la sociedad holding Comdifil ha presentado un expediente de concurso de acreedores en Barcelona, que se sustancia en el Juzgado Mercantil número 3 de la ciudad. La sede del consorcio radica en el paseo de Gràcia de la capital catalana.

Las firmas incursas en insolvencia son, además de la matriz, Shana Shop España, Shana Retail, Double Agent Brand, Comdipunt, Friday’s Project España, Used Siglo XXI y Olvemat. Las deudas conjuntas del octeto ascienden a 95 millones de euros. Previamente a la solicitud de la suspensión de pagos, todo el conglomerado instó antes del verano un preconcurso de acreedores con la pretensión de alcanzar un convenio, pero no lo consiguió.

Cierre de tiendas

El grupo está especializado en la venta de ropa barata, negocio en el que compite con cadenas poderosas como Primark. Su red comercial comprende varias webs, así como un centenar de tiendas, la mitad de ellas deficitarias, por lo que se prevé el cierre próximo de muchas de ellas. De hecho, algunas ya han bajado la persiana en las últimas semanas. La plantilla consta de 860 personas. El grupo se completa con sendas filiales en Portugal y Turquía.

Grupo Comdifil tiene unos recursos propios agregados de 55 millones y su cifra de negocio asciende a 220 millones anuales.

Comdifil nació en 1999. Su accionista único y administrador es Julián Imaz Villar, de orígenes tudelanos, pero afincado en Cataluña desde hace décadas.