Menú Buscar
Imagen del tanatorio de Sancho de Ávila, la última gran inversión de Serveis Funeraris de Barcelona (Sfb) / CG

Temor en la plantilla de Serveis Funeraris por la espantada del ayuntamiento

El personal lamenta que Ada Colau venda su 15% en la empresa público-privada "para ingresar 28 millones que le prometió a ERC"

4 min

Alerta roja en la plantilla de Serveis Funeraris de Barcelona (Sfb) tras la espantada del ayuntamiento, que acordó ayer desprenderse de su 15% en la empresa mixta. El personal de la compañía líder en el sector en la Ciudad Condal critica que el Ejecutivo local venda su participación "para ingresar 28 millones de euros de los 100 que le prometió a ERC para que le aprobara el presupuesto de 2020".

Así lo verbalizaron fuentes del comité de empresa de Sfb a este medio ayer. Estas voces se mostraron "muy dolidas" por la decisión del Ejecutivo local de Barcelona en Comú (BComú) y PSC --avalada por ERC y Barcelona pel Canvi-- de renunciar a participar en la empresa público-privada. "Pretenden vender su 15% por una razón puramente económica: porque necesitan 100 millones extra para política social que le prometieron a ERC con el fin de poder aprobar las cuentas", han explicado los empleados. ¿No es una decisión ideológica? "En absoluto. Es puramente económica: Ada Colau y Eloi Badia no tienen dinero y buscan hacer caja de este modo", han insistido.

"No tienen ni proyecto"

La misma fuente ha recordado que el bipartito sociocomún ha dado el primer paso para vender el 15% municipal en Sfb "sin tener siquiera proyecto propio en el sector", en referencia a que, al menos, el pasado mandato contemplaban crear una funeraria pública. "En esta ocasión ya ni lo intentan [el operador municipal fracasó]. Venden la participación para hacer caja por un mero cambio de cromos con ERC para poder aprobar el presupuesto de 2020", han insistido.

Hay más. "Colau --siguen-- rompe el pacto que se alcanzó con los trabajadores de Serveis Funeraris en 2011. En aquel momento, Grupo Mémora pasó del 49% al 85%. El gobierno del entonces alcalde Jordi Hereu (PSC) acordó quedarse un 15% como garantía de buen servicio, de calidad, y de buenas condiciones laborales". La actual alcaldesa y Eloi Badia, concejal de Emergencia Climática y Transición Ecológica, han hecho saltar por los aires ese acuerdo. Habría primado la necesidad de generar caja para contentar a los republicanos.

Sin incidencia en el mercado

Hay otro elemento que apunta el comité de empresa de Sfb. "Si el Ayuntamiento acaba vendiendo su 15%, lo que aún no está claro porque habrá que esperar al pleno del viernes, se queda sin posibilidad de incidir en el mercado", recuerdan. A este respecto destacan que el propio Badia ha criticado en muchas ocasiones el precio de los entierros en la ciudad de Barcelona. "Pues bien, ahora renuncian al 15% y a sus sillas en el consejo de administración de Serveis Funeraris y entregan todo el mercado al sector privado", recalcan. Cualquiera que fuera su consideración, el giro de Colau, Badia y el resto de Barcelona en Comú es notorio con respecto a la voluntad intervencionista del pasado mandato.

De hecho, la privatización de Sfb, que avanzó Metrópoli Abierta, no viene sola. El Ejecutivo local de BComú y PSC está allanando el terreno para que grandes grupos muerdan en el mercado funerario de Barcelona. ¿Ejemplos? El opaco visto bueno al proyecto de tanatorio de Sants en la fábrica modernista Germans Climent. La obra, autorizada con sumo secreto por el Ejecutivo local, esconde los intereses de la familia de inmobiliarios Almirall y del gigante asegurador Ocaso. Por el momento, la inversión ha generado un conato de revuelta vecinal en el barrio. Fuentes del sector apuntan a un desembarco de incluso más empresas en la ciudad, que Colau y su equipo verían con buenos ojos.

Destacadas en Business