Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Sede de Telefónica, en Las Tablas (Madrid) / EP

Sergio Oslé, nuevo consejero delegado de Telefónica España

La operadora completa la reorganización de su filial, iniciada hace unas semanas, con el relevo de María Jesús Almanzor, que será la responsable del negocio de ciberseguridad y cloud

3 min

Telefónica ha culminado la nueva estructura de su división española con el nombramiento de Sergio Oslé como consejero delegado y de María Jesús Almanzor, que hasta ahora desempeñaba este cargo, como nueva responsable del negocio de ciberseguridad y cloud, también con la condición de consejera delegada.

De esta forma, el presidente de Telefónica España, Emilio Gayo, completa el movimiento estratégico iniciado hace algunas semanas cuando dotó de mayor poder a Pedro Serrahima, al situarle al frente de la división de multimarca, experiencia y políticas de clientes.

Dirección de marketing

Oslé, a partir de ahora número dos de Gayo en Telefónica España, era el responsable de Movistar + y además, desde finales de 2019, director de marketing y producto de gran público, un departamento de nueva creación con motivo de la última gran reestructuración que se llevó a cabo en la división.

Oslé es Ingeniero de Telecomunicaciones por la Universidad del País Vasco y MBA por Stanford University Graduate School of Business. Antes de Telefónica, donde desembarcó a finales de 2017, fue durante trece años socio de McKinsey, co-liderando las áreas de Telco y Media.

El cliente, en el centro

La compañía apunta que el nombramiento de Oslé responde a la estrategia que ya anunció con los primeros cambios, dirigida a situar al cliente en el centro del negocio y orientar todas las decisiones en torno a su eje.

Mientras, Almazor asume la dirección de un negocio como el de la ciberseguridad que ha crecido a doble dígito en los últimos años al contar con una gran solidez y reconocimiento en el mercado.

Negocios crecientes

Telefónica España incide en que tanto este segmento como el de cloud han resultado "claves" en la transformación y adaptación de las empresas a la nueva realidad posterior a la crisis del Covid-19 y presentan un "importante potencial de crecimiento futuro".

La compañía defiende que la integración de ambos negocios permitirá acompañar a los más de 5,5 millones de clientes B2B de Telefónica "en un entorno multi-cloud con la seguridad como atributo indispensable y ofrecer una propuesta de valor de Cloud y Ciberseguridad totalmente integrada y simplificada".