Menú Buscar
Imagen del Parador de Tortosa (Tarragona), destino ideal para pasar la Semana Santa / CG

La ocupación hotelera para esta Semana Santa, a tope

Los Paradores de Turismo cuelgan el cartel de lleno, mientras que el turismo rural gana peso en las vacaciones de abril

4 min

La Semana Santa siempre es una buena época para marcar en rojo en el calendario vacacional. Los precios de los alojamientos aún no se han disparado, la climatología suele respetar y es la perfecta temporada para hacer un break en la vida cotidiana.

También es una buena estación para el sector, que tras meses flojos de reservas ven la luz al final del túnel. No es verano todavía, pero sí el inicio de la temporada estival.

2017, un gran año

Tras varios años con indicadores altos de ocupación, 2017 será excelente. Los empresarios hoteleros se frotan las manos. El turista interno gastará de media entre 25 euros y 30 euros por noche.

El hecho de que estas celebraciones lleguen tres semanas más tarde que en 2016 también se notará en aspectos económicos. Las vacaciones de Semana Santa empezarán el día 9 de abril y acabaran el lunes 17.

Turismo rural: Calidad y poco dinero

Las escapadas cortas están de moda. Aunque empiezan a planificarse las excursiones de sol y playa, el turismo rural gana peso. Es el escenario perfecto para el visitante interno que pretende descansar y gastar poco dinero.

Según los últimos datos aportados por el portal Clubrural, al turista no le importa coger el coche para desplazarse a destinos que se encuentran a distancias que oscilan entre dos horas y tres horas de su lugar de residencia.

El turismo rural destaca por ser muy poco estacional. Los que viajan en Semana Santa, repiten también en verano y en otras épocas del año.

Casa Rural en la comarca del Bergadà (Cataluña)

Cataluña, de las más demandas

Oriol Baños, secretario de la Asociación de Turismo del Bergadà, cuenta a Crónica Global que “Cataluña es una de las zonas más demandas para este tipo de vacaciones”.

Los clientes que eligen la opción de viajar en Semana Santa suelen ser de origen nacional que escapan del ajetreo de la gran ciudad. “La gran mayoría viene de Barcelona y Madrid”, señala el portavoz.

Este año, la Semana Santa tiene buena pinta. La ocupación en las casas rurales de Cataluña esta cerca de llegar al 90%.

Los Paradores, cerca de sus máximos

Los Paradores son un destino más elitista y selecto, pero que cuenta cada vez con más adeptos. 

La agrupación hotelera ha contado con buenas cifras en los últimos meses, que se dispararán en esta marcada semana de abril. El pasado año marcó el 89,9%, y era marzo.

La climatología influye

Fuentes de la cadena nacional explican que las condiciones climatológicas influyen en las reservas, pero en esta fecha tan señalada “siempre hay buenos números”.

De los 95 enclaves con los que cuenta el grupo ya son varios los que han colgado el cartel de lleno --Alcañiz, Cuenca, Sigüenza o Toledo--.

Su presidenta, Ángeles Alarcó, indica que la recuperación económica del país inspira a las personas a viajar y pasar unos días tranquilos en unas vacaciones que llegan "en el momento perfecto".