Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Mestre vende los hoteles Selenta y sacude el turismo catalán / CG

Jordi Mestre vende su hotelera por las deudas y sacude el turismo catalán

El hotelero, presidente del gremio de Barcelona, protagoniza la operación del año y confirma el apetito inversor por la Ciudad Condal entre algunas dudas sobre su gestión

9 min

Unos 200.000 euros por habitación, ¿es un buen precio? Jordi Mestre sacudió ayer el turismo catalán al confirmar, como avanzó este medio, que vende la mayoría de su cadena Selenta Group a Brookfield Asset Management. El hotelero, presidente del Gremio de Hoteles de Barcelona, protagonizó así la operación del año y disparó la cifra de inversión en alojamientos turísticos en la ciudad. Ello entre algunas dudas sobre su gestión, centradas en la deuda del grupo, que totaliza unos 200 millones. 

Es lo que opinan al menos tres fuentes de la intermediación turística sobre la venta de Selenta a Brookfield, un gestor de inversión canadiense que comenzó cazando locales comerciales en Barcelona, continuó con las residencias de estudiantes y ha terminado devorando la cadena hotelera del presidente del gremio en plena atonía turística por la quinta ola del coronavirus. En este tablero, ¿ha vendido Jordi Mestre caro o barato? Fuentes de Selenta admitieron ayer que la operación implica seis hoteles: el Sofía y el Expo Hotel de Barcelona; el Don Carlos de Marbella (Málaga) y los tres que contiene el resort Mare Nostrum de Tenerife. 

"Precio razonable"

Juan Bóveda, de BurgMaster Hospitality Management, explicó tras dar a conocer este medio la firma de la operación que el precio pagado --440 millones de euros-- "se corresponde a lo que pediría el mercado por el mix de activos que ha colocado Selenta". Cabe recordar que Brookfield se lleva dos cinco estrellas en destinos cotizados, el Sofía y el Don Carlos, pero también producto vacacional en Tenerife que atrae menos a los fondos. Los cerca de 200.000 euros por habitación son, pues, "razonables", según el consultor hotelero. 

Bóveda subraya que Selenta "firma la operación del año" en la hotelería barcelonesa, al menos en lo que a precio se refiere. El directivo apunta a dos elementos más que cabe destacar. Uno, la inversión hotelera en Barcelona coge velocidad, supera a la de Madrid en la cifra YTD, hasta el momento actual, y rebasa incluso la que se anotó la capital catalana antes de la pandemia en seis meses. El profesional agrega también que Mestre "ha gestionado bien, en líneas generales", endeudándose solo por la renovación del Hotel Sofía, que generó una factura de 60 millones a la firma. 

Expo Hotels ha desmentido que el cinco estrellas esté en venta.
Fachada del Hotel Princesa Sofía en Barcelona

"Posición estratégica"

Miquel Laborde, socio de Laborde Marcet, asesores en inversión inmobiliaria, destaca que "se trata de la primera operación de esta envergadura que protagoniza Brookfield", una firma canadiense que intermedia para fondos. ¿Cómo se contextualiza? "Jordi Mestre coge una posición estratégica, se quita responsabilidad, pero continúa al frente de algunos activos. Con ello podrá decidir si se expande de nuevo, y si lo hace con este fondo, y con qué formula", valora el experto. Laborde tilda de "muy buena" la operación y avala el precio pagado por la canadiense. 

El también consultor en inversión recuerda que "algunos hoteleros de Barcelona están reestructurando su posición tras un año y medio de ocupaciones bajas por la pandemia". Ello es "más una posición estratégica que una tendencia", pues la inmunidad de grupo en el horizonte lo marca todo. "Hay apetito inversor, pero no siempre se vende, y menos en Barcelona, donde hay mucha demanda. Algunos precios privan de completar operaciones", señala. El profesional avanza que "el mercado inversor se mueve, y no solo el hotelero", pues el segmento de los locales comerciales en zonas prime también está en plena ebullición. 

"Deudas y la continuidad como gestor"

Una tercera fuente que prefiere hablar desde la discreción expresa sus dudas sobre la operación. Asegura que Selenta "vende barato" por cuanto "colocó a ASG el Nobu por 90 millones de euros, y el Sofía tiene muchas más habitaciones y vale mucho más, máxime si se tiene en cuenta que está totalmente renovado y dispone de salones sin igual en Cataluña, con capacidad para eventos de 1.000 personas". La venta de la hotelera de Jordi Mestre a Brookfield, pues, "se mueve en la horquilla baja del mercado" si se la compara con transacciones recientes en la hotelería barcelonesa, como las colocaciones del hotel Apolo Tryp por 90 millones; el Grand Hotel Central por 93 millones y el NH Calderón por 125 millones. 

Hay dos elementos más. Uno son "las deudas" que ha acumulado la hotelera. "Los Mestre jamás fueron hoteleros, son una familia de constructores, y ello pesa". Las obligaciones de Selenta se mueven en torno a los 200 millones de euros, como avanzó Metrópoli Abierta. Un portavoz de la firma confirmó ayer que la cifra se mueve en estos parámetros. "No son solo las deudas. La gestión de Selenta arroja dudas por cuanto echó a su consejero delegado para elevar a al hija del presidente, o su central de reservas deja que desear", avisa el directivo. ¿Qué prevé? "No sería de extrañar que Brookfield buscara un nuevo gestor internacional en un futuro no muy lejano", avanza. 

Sector cambiante

Sea como fuere, la venta de Selenta a Brookfield por 440 millones ha sacudido el mercado de inversión hotelera en Barcelona. Según datos de Colliers, que ha intermediado la operación, las transacciones en industria alojativa habían movido unos 198 millones de euros en la Ciudad Condal el primer trimestre del año, frente a los 255 millones que se anotó Madrid. La colocación de la mayor parte de la cartera de la hotelera de Mestre, presidente del Gremi de Hoteles de Barcelona tritura las cifras, impulsa a la Ciudad Condal por delante de la capital y confirma que los fondos buscan activos en la segunda mayor urbe de España. No siempre fue así

La operación actúa de espoleta de una industria, la hotelera, que se ha anotado tibios registros en julio, pero que prevé mejorar cifras de ocupación en agosto, según fuentes del sector. Preocupa sin embargo el precio. "No podemos vender habitaciones al 50% de nuestra tarifa habitual", lamentan hoteleros consultados por este medio. Este es el marco a corto plazo de la venta. 

Gremi d'Hotels: "Estamos tranquilos"

Hay otra arista en la operación. Selenta anunció ayer que los seis hoteles colocados al asset manager canadiense seguirán bajo la gestión de Albert Tomàs, director general y Georgina Mestre, adjunta a directora general y representante de la tercera generación de la familia en la cadena. En este tablero, Jordi Mestre, hasta ahora presidente ejecutivo de una cadena, ¿puede seguir siendo también presidente del Gremio de Hoteles? Fuentes del ente empresarial recalcaron que acababan de conocer la noticia, una nueva que circunscriben "al ámbito personal del presidente" y que, por lo tanto, no merece comentario. 

Las mismas voces indican que la organización empresarial "está tranquila" y que en "los próximos días se verán las derivadas de esta situación". El Gremio informará, apostillaron las fuentes cercanas, "de cualquier novedad que pueda haber al respecto".