Menú Buscar
La directora general de la Agencia Estatal de Seguridad Aérea, Isabel Maestre, y un avión de Vueling.

Seguridad Aérea toca la cara a Vueling por los retrasos

La agencia recuerda a la aerolínea que "hace inspecciones muy a menudo, especialmente en verano" en alusión a sus problemas: 117 demoras solo en Barcelona

Ignasi Jorro
3 min

Con finezza pero contudente. La Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA) ha recordado que hace "inspecciones diarias a las aerolíneas" en pleno episodio de retrasos, overbooking y cancelaciones de Vueling. El organismo también se ha ofrecido para arropar a los viajeros víctimas de las demoras para que éstos puedan ser resarcidos si procede. La advertencia ha llegado en un día en el que Vueling ha sufrido al menos 117 retrasos y una cancelación solo en Barcelona.

"Nuestro foco es la seguridad operacional. No intervenimos en temas de consumo. Pero realizamos 6.000 inspecciones anuales a todas las operadoras, incluida Vueling, claro está. Y la mayoría son en verano, en pleno pico de pasajeros en España", ha advertido un portavoz de la Agencia Estatal de Seguridad Aérea, ente dependiente del Ministerio de Fomento.

Arropar a los pasajeros

La Agencia Estatal de Seguridad Aérea ha indicado que los vuelos fuera de horario "son una vulneración contractual de un acuerdo de transporte entre aerolínea y pasajero". Ello, agrega la agencia, sitúa las reclamaciones en el terreno de los organismos de defensa del consumidor, una competencia devuelta a las comunidades autónomas.

"Con excepciones. El viajero debe recordar que si su queja no recibe respuesta o no surte efecto, puede dirigirse a la propia AESA, que tiene un formulario on line en su página web", ha matizado el representante.

Solo si hay riesgo en la operativa

Preguntado sobre la posición de la Agencia Estatal de Seguridad Aérea, fuentes del sector de la aviación dejan claras las posibilidades de sanción a Vueling. "La agencia intervendrá solo si las cosas se ponen crudas. Si la compañía cumple su programación y la normativa de Limitación de Tiempo de Vuelo (FTL, por sus siglas en inglés), tiene las manos atadas", ha señalado un consultor aeronáutico.

Por lo que respecta a los problemas de Vueling, el experto aclara que la low cost es totalmente estanca dentro del grupo IAG, el holding aéreo de Iberia y British Airways.

"Vueling no es más que un balance a final de año. Totalmente independiente, sin casi sinergias con Iberia. Se rige por el bajo coste, y ello significa que dos hacen el trabajo de tres", ha concluido.