Menú Buscar
Imagen del interior de las oficinas de McCann en Madrid / CG

Un fondo compra las oficinas de McCann en Barcelona por 12 millones

El vehículo Rockspring 'caza' la nueva sede del gigante publicitario en el distrito 22@ de la Ciudad Condal, a la que se mudó en primavera de 2018

3 min

Un fondo de inversión ha comprado por cerca de 12 millones de euros la sede del gigante publicitario McCann en Barcelona. El vehículo británico Rockspring ha adquirido el nuevo cuartel general de la firma publicitaria en el barrio 22@ de la capital catalana, a la que se mudó en mayo de 2018.

Según ha avanzado Expansión, la firma, que también es propietaria del almacén logístico de Mercadona en Sant Esteve Sesrovires (Barcelona), se ha beneficiado del auge de la demanda de oficinas --y el aumento de las rentas-- en la Ciudad Condal haciéndose con un headquarters icónico: pertenecía a Laboratorios Kin hasta primavera de 2018, hasta que la enseña se marchó, rehabilitó el edificio y la colocó en el mercado de alquiler. Savills Aguirre Newman ha pilotado su colocación.

McCann deja el edificio Planeta

Cabe recordar que McCann Erickson ocupaba hasta el pasado año unas dependencias en el edificio Planeta, situado en la avenida Diagonal de Barcelona, hasta que decidió marcharse al distrito tecnológico de la segunda mayor ciudad española. Lo hizo en mayo de 2018, tras avisar a sus 230 empleados del cambio. Ello le permitió ganar un espacio de 3.000 metros cuadrados en una ubicación, el 22@, en franco desarrollo inmobiliario. 

Por su parte, Laboratorios Kin se mudó al número 201 de la avenida Diagonal. La operación supuso una inyección de capital para el fabricante de productos dentales, ya que McCann pagará por el alquiler unos 16,5 euros por metro cuadrado, según avanzó el pasado año Ejeprime. Antes de ello, la firma médica tuvo que hacer los trámites para cambiar el uso de su antigua sede de industrial a oficinas.

Mercado de oficinas al alza

La operación de Rockspring --que forma parte del grupo alemán Patrizia Immobilien AG-- con la sede de McCann en Barcelona confirma el dinamismo del mercado de oficinas en esta plaza. Tal y como avanzó Savills Aguirre Newman esta semana, la demanda es tan alta que los inversores ya están comprando sobre plano. En la actualidad, hay operaciones en curso en la capital catalana por valor de 600 millones de euros.

El 66% de los inmuebles susceptibles de ser convertidos en sedes corporativas se encuentran en el distrito 22@ de Barcelona. A este respecto, cabe recordar que la mitad de los inversores que buscan espacios en la Ciudad Condal son internacionales, la mayoría con origen en Estados Unidos, Francia y Reino Unido. Según la consultora, los compradores desembolsaron 885 millones de euros el pasado ejercicio.