Menú Buscar
El sector turístico sufre el impacto del coronavirus / EFE

El sector turístico, preocupado por la “ralentización” de las reservas para Semana Santa

Los hosteleros tratan de fomentar los viajes nacionales ante la caída de la actividad internacional por la epidemia

4 min

A falta de un mes para la Semana Santa, el sector turístico ya mira el calendario pendiente del brote de coronavirus y el efecto que puede generar en las reservas. En el caso de Cataluña, los hosteleros aseguran que el ritmo no difiere del de otros años por estas fechas, aunque empiezan a notar cierta “ralentización” de las reservas. El sector reconoce la “preocupación” por la evolución de la epidemia y la necesidad de apostar por el turismo nacional ante el enfriamiento de los movimientos internacionales.

“Hasta ahora se ha dado una pequeña ralentización, pero la gente llama y se les explican sus derechos y la flexibilidad de cancelación, que les ayuda a tomar una decisión”. El presidente de la Asociación Corporativa de Agencia de Viajes Especializados (ACAVE), Martí Sarrate, reconoce que en lo que va de marzo se ha producido una “recesión” de las reservas a Asia, aunque al mismo tiempo se han incrementado las que tienen como destino África y América.

Sin gastos de cancelación

Ante el panorama cambiante por la evolución del coronavirus, el sector, sobre todo hoteles y aerolíneas, ha optado por eliminar los gastos de cancelación para animar la actividad. No obstante, compañías aéreas como Ryanair, Iberia o EasyJet han reducido sus rutas a zonas de riesgo como Italia. Asimismo, el sudeste asiático, uno de los principales exportadores de turistas a España, también se encuentra mermado por el impacto del virus. Es por ello que los hosteleros miran al turismo local para salvar la Semana Santa.

“Habrá que apostar por el turismo nacional con una acción promocional fuerte para que también se viaje dentro del país”, explica Sarrate, que reconoce que las cancelaciones gratuitas “son un incentivo que da flexibilidad y ayuda mucho a que la gente no tenga riesgo si decide posponer el viaje”.

Impacto en el empleo

La Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos (CEHAT) reconocía esta semana la sacudida del coronavirus al sector turístico español. El presidente de la organización, Jorge Marichal, ha alertado de que si el impacto de la epidemia se prolonga podría verse afectado el empleo. De hecho, reconoció que Canarias es uno de los destinos más afectados hasta el momento, con cancelaciones que alcanzan el 40% en algunos casos.

En la misma línea se expresó la secretaria de estado de Turismo, Isabel María Oliver, que reconoció que el coronavirus ha provocado "un impacto directo sobre el turismo y sobre la economía de toda España", en una entrevista con EFE. "Hay reservas canceladas y menos reservas", detalló Oliver en Alemania, uno de los mercados más sensibles a estos asuntos y con gran peso para la hostelería de Andalucía, Baleares, Canarias y Cataluña.

Movilización tardía

“Estamos todos preocupados pero hasta ahora no hemos tenido grandes incidencias”, afirma el gerente de la Asociación Costa Brava Centre, Martí Sabrià, que reconoce que las reservas para Semana Santa no suelen ser muy elevadas debido a que se nutren en gran parte de un público nacional que se moviliza tarde.

“Las reservas no se van a activar hasta la segunda quincena de marzo”, mantiene Sabrià, que apunta que, más que a cancelaciones, este año haya gente que deje de acudir.