Menú Buscar
Jordi Freixas, director del Salón Náutico, Luis Conde, presidente del Salón Náutico y Carlos Sanlorenzo, secretario general de ANEN este jueves en la presentación / CG

El sector náutico español crece pese a la desaceleración

El número de embarcaciones matriculadas en España ha aumentado un 9% en los ocho primeros meses del año

26.09.2019 14:11 h.
5 min

El sector náutico español ha cerrado los ocho primeros meses del año en positivo con un crecimiento de más del 9% en matriculaciones de embarcaciones de recreo, 447 más que el ejercicio anterior. Un contexto muy optimista para los amantes del mar como apuntaba Carlos Sanlorenzo, secretario general de la Asociación Nacional de Empresas Naúticas (ANEN), en la presentación de la 58 edición del Salón Náutico Internacional de Barcelona

Aunque no se hayan presentado unas cifras de actividad extraordinarias, sí que se ha podido apreciar repuntes moderados y estables que indican una recuperación del sector. 45.000 personas tituladas de las cuales, 5.232 disponen de barco propio. Confían en que a final de año se llegue a los a 6.000. 

Fuerte presión fiscal

El mercado del chárter náutico, el alquiler de las embarcaciones, también ha crecido en un 27% --una de cada cuatro embarcaciones se destina al alquiler--, dato que Sanlorenzo ha valorado muy positivamente porque “facilitan la entrada de un nuevo cliente que decide consumir por un tiempo determinado en vez de comprar".

De los 84 millones de turistas que visitan España, 4,2 hacen turismo náutico. Luis Conde, presidente del Salón Náutico, ha hecho una llamada a los partidos políticos para que se impliquen más en este sector que tiene una proyección extraordinaria y que sufre una presión fiscal muy fuerte con un 33% entre IVA y el impuestos de matriculació. Sanlorenzo, por su parte, ha manifestado que es el "mayor lastre en materia fiscal. Un impuesto anacrónico, obsoleto y de nula recaudación sin sentido. Confío en que el escenario se modifique”. 

Calidad y cantidad náutica

El crecimiento del sector se verá reflejado en el salón que también ha presentado un aumento en oferta de la superficie neta ocupada en un 7% y con una ocupación del 100%, a la que esperan llegar en las dos semanas que aún faltan para abrir el salón. 27.000 metros cuadrados de exposición rodearán los muelles del Port Vell de Barcelona destacando la recuperación de ciertas marcas de gran prestigio en el sector, así como la presentación de nuevas. 

290 expositores y más de 700 embarcaciones, 180 en la muestra flotante con la presentación de grandes novedades en barcos eléctricos, híbridos y solares. Un total de 23 catamaranes y 20 embarcaciones de vela ligera y deportiva, diez de los cuales son nominados al prestigioso premio European Yacht of the Year. El salón no solo gana en cantidad, sino también en calidad, ha afirmado Jordi Freixas, director del certamen. 

Más sostenible

La concienciación medioambiental, los residuos y la eficiencia en la navegación serán los grandes ejes de esta nueva edición. Conde se ha mostrado especialmente preocupado por la emergencia climática que está atravesando el mundo en general.

Ocho millones de toneladas de plástico al año en el mar, cada familia consume anualmente 250.000 kilos de plástico y cada segundo se compran 160 bolsas de este material que terminan en el mar, según ha detallado Conde. Por lo que el presidente del salón ha defendido la necesidad de “la educación de las nuevas generaciones”. El salón se ha propuesto no usar plástico en ninguna de sus manifestaciones. 

En clave de mujer

La mujer tendrá, por primera vez, un espacio importante en el evento. Conde ha destacado la falta de participación e inserción de las mujeres en la náutica. Menos del 2% de los trabajadores de la marina mercante son mujeres. La intención de este año es atraer al público femenino, no sólo con foros de debate, sino también con la posibilidad de habilitar un par de embarcaciones para aquellas mujeres que nunca han conducido un barco y puedan probarlo. 

Más de 100 actividades, entre conferencias, regatas, market village, salidas en vela ligera, kayaks, VI SUP Festival y Paddel Race, completarán unas jornadas lúdicas y divertidas para acercarse al mundo de la náutica y sensibilizarse a su vez con la contaminación de los océanos.