Menú Buscar
Luca de Meo (derecha), presidente de Seat, recibe la insignia de la marca de Jürgen Stackmann, su predecesor en el cargo

Seat tiene la primera cita en los juzgados por el ‘diéselgate’

La automovilística está citada el próximo lunes a una conciliación con un grupo de afectados que le reclama indemnizaciones que oscilan entre los 4.900 y los 19.800 euros

4 min

Seat deberá acudir al Juzgado de Primera Instancia 7 de Martorell (Barcelona) el próximo lunes al mediodía en lo que será la primera vista en España del caso diéselgate, la manipulación de emisiones de óxido de nitrógeno en algunos vehículos del grupo Volkswagen. Se trata de un procedimiento de conciliación civil en el que más de 100 propietarios de vehículos afectados les reclamarán indemnizaciones que oscilan entre los 4.900 y los 19.800 euros.

Los clientes de la marca española han calculado el valor por el coste aproximado del coche y los años de uso, según Reclamador, la plataforma legal que gestiona la demanda colectiva.

Búsqueda de un pacto

De esta forma, los dueños de un Alhambra matriculado en 2012 afectado por el diéselgate piden cobrar 19.880 euros (el vehículo vale 35.500), quien adquirió un León en 2014 reclama poco más de 10.000 euros (el precio de compra aproximado fue de 12.000 euros) y la indemnización del Ibiza de 2012 superaría los 7.000 euros (su precio de mercado son 12.500 euros).

“Nuestro objetivo es llegar a un acuerdo con la compañía”, manifestó el director legal de Reclamador, Francisco Hernández, “los demandantes actuamos de buena fe”.

Potencia y consumo

La compensación económica que se pide, según los representantes legales, tiene en cuenta que los vehículos afectados perderán potencia e incrementarán su consumo una vez pasen la revisión para eliminar el software que altera las emisiones. “Con las consecuencias que ello puede tener al pasar la ITV”, añade el abogado.

Hernández manifiesta que ni Seat ni Volkswagen han dado hasta la fecha garantías por escrito a los clientes de que su coche “mantendrá las condiciones que se firmaron en el contrato” una vez pasada la revisión. Denuncia que, por ahora, la única garantía que se ha dado es que los vehículos afectados pueden circular con total tranquilidad por las carreteras españolas.

Atención a los documentos firmados

Reclamador recomienda a los clientes que ya han sido llamados a la revisión mecánica es que no firmen ningún documento en el que se comprometan a no iniciar ninguna acción legal para reclamar indemnizaciones. Reconocen que no tienen constancia de que haya sucedido en el caso de la automovilística.

Seat ha sido la primera marca del consorcio alemán que ha sido llamada a la conciliación civil. Su matriz, el grupo Volkswagen, deberá hacer lo propio más adelante. Reclamator presentó otra petición ante los juzgados de El Prat del Llobregat (Barcelona), donde está radicada la filial en el país, que aún no tiene fecha. En este caso, representa a casi 180 usuarios.

Demanda colectiva

La firma legal indica a los propietarios de vehículos afectados por el caso diéselgate que aún pueden sumarse al proceso colectivo. Si se consigue un pacto en la conciliación, será un acuerdo marco al que se podrán acoger en otros actos similares. En el caso de que el proceso no llegue a buen puerto, Reclamator tiene el camino allanado para presentar una demanda colectiva al uso.

La automovilística mantiene su perfil bajo ante los procesos judiciales que se han iniciado en varios países por la manipulación de las emisiones. Tanto Seat como Volkswagen España han declinado hacer declaraciones sobre el acto de conciliación.
Destacadas en Business