Menú Buscar
Luca de Meo (izquierda), presidente de Seat, y el Dr Matthias Rabe (derecha), vicepresidente de I D en la presentación del Alteca.

Seat se fija el reto de vender 75.000 unidades del nuevo Ateca

La marca española lanzará este verano su primer todocamino urbano que costará unos 20.000 euros y con el que prevé alcanzar una cuota del 5% del mercado en Europa

Cristina Farrés (enviada especial Ginebra)
4 min

Seat empezará a vender en verano en Alemania y España el primer todocamino urbano de la historia del grupo, el Ateca. Luca de Meo, presidente de la automovilística, remarcó este martes desde el Salón del Automóvil de Ginebra que la compañía tiene el reto de vender unas 75.000 unidades del vehículo presentado hace unas semanas en Barcelona para “ser relevante”.

Es decir, obtener un volumen de ventas que le permita aparecer en los rankings de mayores ventas de la Unión Europea y captar a nuevos clientes. El reto es alcanzar una cuota de mercado del 5% en los próximos años, hecho que el directivo ve factible por el ritmo de ventas actual y las oportunidades de crecimiento en plazas cómo Italia y Francia, donde centrarán sus esfuerzos.

Precio competitivo

Por ello, el precio de venta del Ateca pondrá las cosas difíciles a sus competidores directos. De Meo avanzó que en Alemania, el primer país en el que se comercializará, tendrá un coste base de 20.000 euros que se rebajará hasta los 18.000 en España gracias a los descuentos del plan PIVE.

El perfil de vehículo también supondrá una oportunidad de “fidelización” de la cartera de clientes de la automovilística, en palabras de De Meo. Será el vehículo que complete un portfolio con productos adaptados a distintas necesidades de los compradores, desde los Ibiza o León dirigidos al público más joven --la mayoría de los actuales-- hasta coches preparados para familias numerosas, como el Alhambra. El presidente de Seat sitúa al Ateca en el medio de estos dos perfiles.

El nuevo modelo acelerará la recuperación de beneficios de la compañía. De Meo presentará el cierre del ejercicio 2015 en dos semanas en la factoría de Matorell (Barcelona), la sede central de la marca, aunque ya ha avanzado que se tratará de unos “resultados histórico”.

Tres nuevos vehículos

Además del empujón del Ateca, a lo largo de 2017 saldrán al mercado los otros tres vehículos que suponen la mayor ofensiva de marca de la historia de Seat y que movilizarán una inversión total de 3.300 millones de euros por parte del Grupo Volkswagen.

La cúpula de la compañía se resiste a confirmar cómo serán los nuevos productos, aunque se da por descontado que incluirán dos nuevos SUV, uno pequeño y otro grande. Incluso se especula con que el modelo de menor tamaño se diseña a partir de la familia del Ibiza. Toda la producción se realiza desde el centro técnico de Martorell.

Ayudas públicas

De Meo matizó que el complemento en forma de ayudas públicas a los 3.300 millones de inversión se articulará en forma de programas impulsados desde el gobierno central o el catalán para acelerar la innovación empresarial. No se tratará de líneas creadas ad hoc, al margen de la legislación comunitaria vigente, sino de ofertas públicas en los que los productos de Seat deberán competir con planes de otras compañías.

El diseño del SUV, por ejemplo, se realizó íntegramente en Martorell sin acceder a ningún programa público para impulsar la innovación. El desarrollo del vehículo se financió con capital de su casa madre, el programa Volkswagen Financial Services.