Menú Buscar
Luca de Meo, presidente de SEAT, junto a la versión limitada del LEÓN CUPRA R / FOTOMONAJE DE CG

De Meo ensaya crear una división de deportivos en Seat

El presidente de la automovilística da el primer paso en el Salón del Automóvil de Frankfurt para atraer a compradores con más poder adquisitivo con el León Cupra R

3 min

Luca de Meo ensaya crear en Seat una nueva división de vehículos deportivos que permita atraer a compradores con mayor poder adquisitivo. No cuenta con la autorización para su puesta en marcha, pero su aceptación entre el público se testará en el Salón del Automóvil de Frankfurt que empezará el próximo martes 12 de septiembre.

Presentará una edición limitada del León CUPRA R “realizada por nuestros mejores ingenieros”, ha explicado el ejecutivo en la previa a la feria europea del motor este lunes. Este equipo de desarrolladores se podría integrar en esta racing division que está en mente del primer ejecutivo del grupo.

Copiar el éxito de Abarth

De hecho, se especula desde hace tiempo en que De Meo daría más relevancia a los vehículos deportivos de la compañía, los CUPRA. Fue él quien en su día relanzó la marca Abarth en Fiat, con el consiguiente impacto en la imagen de marca y en la mejora general de las ventas en la automovilística italiana.

¿Repetiría la operación en España? Por ahora, se observará si el desarrollo de modelos deportivos tiene recorrido, indican fuentes de la automovilística con sede en Barcelona. Si el mercado los acoge de forma correcta y se puede reforzar, hecho que implica mayores inversiones.

Reposicionamiento de marca

Encaja con la estrategia iniciada ya en tiempos de Jurgen Stackman, predecesor de De Meo en el cargo, de reivindicar a Seat como una marca de prestigio. Superar de forma definitiva la imagen de comercializar vehículos baratos que lastraron su competitividad y ligaron la contabilidad a los números rojos.

Los momentos más duros de la filial de Volkswagen se han superado. Ha cerrado el primer semestre con un beneficio operativo récord, de 130 millones de euros, y la cifra de ventas avanza mes a mes.

Ofensiva de productos

La ofensiva de productos que se inició con el nuevo León y que se competa por ahora con la presentación del Arona la próxima semana en Frankfurt ha conseguido captar a un público que hace años ni se hubiera planteado adquirir un vehículo de Seat.

Pero no se trata sólo de fabricar buenos coches, también se deben vender bien, indican desde la automovilística. El examen con el León CUPRA R, un vehículo de más de 300 CV del que sólo se han ensamblado 799 unidades, será capital para decidir si se da el empujón final de la división de deportivos.