Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Imagen del futuro laboratorio de baterías de Seat / SEAT

Seat se sitúa a la vanguardia del sector con la construcción de un superlaboratorio de baterías

La marca española, que pertenece al Grupo Volkswagen, invierte siete millones en la construcción de la planta Test Center Energy (TCE), que buscará soluciones para la electromovilidad

Fernando Baquero
6 min

La apuesta de Seat por la electrificación es decidida e incuestionable. La marca ya había lanzado su ofensiva en la movilidad en el sector con el lanzamiento del Mii electric, al que seguirán otra variante eléctrica del Mii y versiones PHEV del Tarraco y del próximo León, además de mecánicas híbridas enchufables como los Cupra León y Formentor. El objetivo a medio plazo es fabricar coches eléctricos en Martorell y por este motivo se han iniciado las obras del futuro Test Center Energy (TCE), su nuevo laboratorio de baterías que estará ubicado en la sede social y que implicará movilizar siete millones de euros.

Este año pone de manifiesto el potencial de Seat para aprovechar oportunidades de crecimiento y abrir nuevos mercados. En plena era de transición a la movilidad eléctrica, la marca española asumirá una profunda transformación en los próximos años para adaptarse a la nueva realidad del mercado. Además, jugará una función clave en el proceso de electrificación del grupo al que pertenece debido a varias decisiones estratégicas de Volkswagen.

Tremosa hizo saltar la liebre

Fue Ramon Tremosa, conseller de Empresa, quien después de escuchar rumores desveló el mes pasado que existían negociaciones con varias empresas “para producir baterías eléctricas que luego utilizaría Seat para la fabricación de un coche sostenible”. No iba desencaminado, pero le faltaban datos. De hecho, estas declaraciones no fueron recibidas precisamente con los brazos abiertos en la automovilística. De hecho, al final será la propia marca española la que asuma la inversión en su apuesta por la electrificación.

Este mismo verano, el entonces presidente de la marca, Carsten Isensee, aunció una inversión de 5.000 millones de euros entre este 2020 y 2025 con el objetivo de incrementar la electrificación de Seat. Su intención era la de fabricar en 2025 coches eléctricos en la factoría de Martorell. Será esa fecha en el que las previsiones de la compañía apuntan a que la demanda de los vehículos eléctricos tengan ya un peso destacado. Un plan ambicioso que permite a la factoría y a sus 15.000 empleados mirar al futuro con cierto optimismo.

Una inversión de siete millones y 1.500 metros cuadrados

El reto de futuro para los ingenieros de Seat es incrementar la autonomía de las baterías. En el nuevo centro se desarrollarán y probarán diversos sistemas de energía destinados a vehículos eléctricos e híbridos. Con una capacidad de ensayo que puede alcanzar los 1,3 megavatios de forma simultánea, este espacio se convertirá en un laboratorio pionero. La construcción del TCE está incluida en el plan de inversiones de 5.000 millones de euros anunciado por la compañía.

El futuro edificio, cuya construcción finalizará en abril de 2021, tendrá una superficie de alrededor de 1.500 metros cuadrados e incluirá diferentes espacios de ensayo para la validación de módulos de celdas con tecnología litio-ion, baterías de media y alta tensión, así como diferentes cargadores utilizados en toda la gama de vehículos electrificados. También está previsto que disponga de varias cámaras climáticas que permitirán realizar pruebas con las baterías y módulos bajo condiciones térmicas extremas, simulando así los diferentes entornos en los que se pueden encontrar un automóvil durante su ciclo de vida. Adicionalmente se incorporará un laboratorio de electrónica de alta tecnología para diseñar, fabricar prototipos y construir interfaces para los sistemas de ensayos.

Un taller para ensayos

Seat también creará un taller diseñado y equipado específicamente para realizar pruebas en vehículos electrificados, con capacidad para trabajar simultáneamente con hasta seis coches. En este espacio se realizarán diversos ensayos relacionados con las prestaciones del sistema de energía, la seguridad funcional y la integración de funciones. Para ello, se incorporarán a la instrumentación sistemas de visión artificial.

“Anunciamos la puesta en marcha de este proyecto con mucha ilusión. Seat lleva años apostando por la electrificación de la compañía y la construcción de este nuevo Test Center Energy, único en España, es un paso firme en esta dirección. Este nuevo laboratorio de baterías nos permitirá desarrollar los sistemas de energía de futuros vehículos híbridos y eléctricos, contribuyendo así en la creación de una electromovilidad sostenible”, aclara Werner Tietz, vicepresidente de I+D de Seat.