Seat asegura el futuro de Martorell con 5.000 millones y modelos eléctricos en 2025

La compañía pide colaboración a las administraciones para avanzar en las infraestructuras de carga y la penetración de las energías renovables

Seat ha acabado de un plumazo con la incertidumbre en torno a sus centros de producción en Cataluña como consecuencia de la crisis del coronavirus con el anuncio de un plan para invertir hasta 5.000 millones de euros hasta 2025, cuando Martorell comenzará a producir modelos eléctricos.

De esta forma, la compañía del Grupo Volkswagen ha despejado las dudas en torno al futuro sus plantas, que se habían acrecentado tras la decisión de Nissan de cerrar su centro de producción en Barcelona a finales de año. La pesadilla no se repetirá con Seat de protagonista.

Colaboración del Gobierno

Ha sido su presidente, Carsten Isensee, el encargado de anunciar el plan, centrado en proyectos de investigación y desarrollo (I+D) que dejen a la planta de Martorell perfectamente preparada para empezar a fabricar vehículos eléctricos a partir de 2025, “cuando este mercado ya haya crecido lo suficiente”.

En una presentación ante la prensa en Casa Seat, Isensee ha aprovechado para lanzar un llamamiento a las administraciones para que avancen en sus planes para extender las energías renovables por todo el país y también para ampliar la red de infraestructuras de carga, básicas para que el coche eléctrico termine de implantarse en el país.

Incentivos al coche eléctrico

“Sin todo ello será dificil”, ha advertido el principal responsable de Seat. “El Gobierno ha de ayudar, piensen en lo que acaba de mencionarse, infraestructura, mayor uso de energía solar, energías renovables, todo esto son condiciones para que la electrificación de España sea un éxito, para que el empleo del vehículo esté disponible, para su uso masivo”, ha añadido, y ha dicho que confían mantener el nivel de volúmenes de producción en Martorell en los próximos años.

Junto a él ha comparecido el vicepresidente Comercial y de Marketing y consejero delegado de Cupra, Wayne Griffiths, que ha incidido en que para que los planes de Seat salgan adelante es necesario que la demanda de vehículos eléctricos se incremente. Una circunstancia que, según él, debe incentivarse desde las administraciones públicas.

Más puestos de trabajo

Isensee ha insistido en que esta inversión permite afrontar el futuro con "determinación y optimismo para ser una compañía más fuerte, innovadora y eficiente”

Además de los planes para las plantas de producción, Seat también ha anunciado que su centro de desarrollo de software Seat:Code tendrá una nueva oficina en La Rambla de Barcelona, con un equipo de más de 150 desarrolladores de software dedicados a "liderar la transformación digital de la compañía y crear aplicaciones y soluciones digitales". Asimismo, creará un centro en Martorell dedicado a la electrificación, la prueba de baterías y software en general orientado a la electrificación de la gama.

Seat tiene futuro en Volkswagen

Isensee ha destacado que la marca ya preveía que 2020 y 2021 fueran años complicados incluso antes de la llegada de la pandemia del coronavirus. No obstante, también ha destacado que en las últimas semanas han comenzado a observar una ligera mejora desde que reanudaron la actividad, ya que la marca ya fabrica 1.900 vehículos diarios, pero ha advertido de que los resultados del segundo trimestre serán aún peores que los de primero debido al mayor impacto de la pandemia.

"Confiamos en una recuperación, al menos parcialmente, durante la segunda mitad de 2020", ha sostenido el presidente de Seat, que se ha declarado optimista con vistas al futuro porque la marca, ha asegurado, tiene un papel claro y definido dentro del Grupo Volkswagen.