Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Fábrica de Seat en Martorell / EFE

Seat habilita una zona para empleados no vacunados en el comedor

Matías Carnero (UGT) apunta que la medida busca "preservar la salud de todos" y es "un mensaje también" para las personas no inmunizadas contra el coronavirus

3 min

Seat ha habilitado una zona para empleados no vacunados --menos del 4% del total-- en el comedor de la planta de Martorell (Barcelona), una medida que puso en marcha hace unas semanas y con la que busca proteger a los trabajadores que están vacunados y garantizar la actividad operativa de la compañía.

Fuentes de Seat han asegurado a Efe que hace unas semanas se acordó "de común acuerdo con los representantes sindicales, habilitar una zona dentro de los comedores de la empresa para personas no vacunadas", una noticia que ha avanzado Catalunya Ràdio.

Un 96% de vacunados

Estas fuentes aseguran que el personal vacunado en la compañía es más del 96 % del total, y que la mascarilla se usa en todo momento en las instalaciones de Seat --tanto en el puesto de trabajo como en los autobuses que transportan a los empleados--, a excepción de en el comedor.

Por ese motivo, se acordó crear esa zona específica para empleados no vacunados, una política que también se aplica en los otros centros de trabajo de Seat en Cataluña, como en la Zona Franca, por ejemplo.

Voluntario

En cualquier caso, en Cataluña no se puede exigir el certificado Covid para acceder al puesto de trabajo ni a espacios como el comedor de la empresa, por lo que debe ser el propio trabajador no vacunado el que voluntariamente se sitúe en esa zona específica.

En esas mesas para personal no vacunado se mantienen las medidas de prevención aplicadas durante el último año, como mamparas de separación o aforo limitado, aunque no hay ninguna distinción entre empleados a la hora de hacer cola para recoger la comida.

"Preservar la salud de todos"

El presidente del comité de empresa de Seat, Matías Carnero, ha asegurado a Efe que la medida busca "preservar la salud de todos en general" y es "un mensaje también para las personas no vacunadas", ha añadido el dirigente de la UGT catalana.

Con todo, Carnero ha precisado que la medida afecta al personal de oficinas, ya que el personal de fábrica hace jornada continuada y tiene unos 20 minutos para comer junto a su puesto de trabajo.