Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Producción del Cupra Formentor en la fábrica de Seat de Martorell / SEAT

Seat plantea un ERTE que dejará en casa a 550 trabajadores durante cinco meses

El expediente temporal de empleo afectaría hasta a 11.000 empleados en días sueltos

4 min

La dirección de Seat ha planteado a los sindicatos un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) que dejará en casa a unos 550 trabajadores durante cinco meses y que afectará en días sueltos hasta un máximo de unos 11.000, debido a la restricción a nivel mundial del suministro de semiconductores.

Según ha explicado a EFE el presidente del comité de empresa, Matías Carnero (UGT), la de este lunes ha sido la primera reunión que se ha celebrado para concretar los detalles del ERTE que la empresa anunció el mes pasado.

Hasta el 30 de junio

El ERTE se llevará a cabo desde finales de este mes de enero hasta el 30 de junio y plantea el cierre de, como máximo 20 días, la producción de las líneas 1, 2 y 3 de Martorell.

Además, también supondrá el cierre de la producción de la Zona Franca durante unos 20 días y el centro de componentes de El Prat otros 30 días, aproximadamente.

Los sindicatos estudian la propuesta

Carnero ha explicado que el ERTE afectará a unas 11.000 personas durante algunos días aún por determinar, pero que el número total de trabajadores que estarán los cinco meses en el expediente serán unos 400 de Martorell y unos 150 de la Zona Franca, sin incluir al personal de las ETT que se verá afectado por esta situación y que podrían ser unas 600 personas.

Los representantes de los trabajadores estudiarán la propuesta de la empresa y se volverán a reunir con la dirección de la misma.

Escasez de componentes

Fuentes de la empresa, que no han querido concretar las cifras del ERTE, han confirmado que la dirección y los sindicatos han iniciado una ronda de negociaciones para tratar la reorganización de la producción. también buscan pactar la solicitud a la Generalitat de una reestructuración laboral debido a las restricciones en el suministro de esta pieza clave de los chips de los circuitos electrónicos de algunos coches.

La dirección de la empresa y los sindicatos seguirán las reuniones para acordar las medidas de flexibilidad de producción, las condiciones finales del ERTE y el plan social que lo acompañará.

Recuperación en el segundo semestre

La empresa ha reiterado que el volumen de vehículos que se deje de fabricar por la falta de estas piezas, que aún no está cuantificado, se recuperará en la segunda parte del año.

La restricción a nivel mundial del suministro de semiconductores, un componente clave de los chips integrados en los circuitos electrónicos de determinados vehículos, es consecuencia de la crisis del Covid-19, que provocó un parón en la industria de la automoción y llevó a los principales fabricantes de semiconductores a reasignar producción a otros sectores, como la electrónica de consumo.

La rápida recuperación del sector del automóvil ha hecho que ahora la industria, incluida el grupo Volkswagen, se enfrente a una escasez de componentes electrónicos necesarios para la fabricación de algunos vehículos.

Destacadas en Business