Menú Buscar
El consejero delegado de Volkswagen, Herbert Diess (2i), junto al presidente de Seat, Luca de Meo (2d), en la presentación de resultados de 2018 del grupo / CG

Seat asume un rol más importante en la estrategia eléctrica de Volkswagen

El grupo alemán autoriza seis nuevos modelos híbridos y enchufables y adjudica a Martorell el desarrollo de la segunda plataforma de la compañía para vehículos de este perfil

27.03.2019 11:46 h.
7 min

Seat intentaba hace poco más de una década dar un vuelco a su marca y dejar atrás su rol de firma de coches baratos. Tras cerrar otro ejercicio récord, con 294 millones de euros netos de beneficios y una facturación de 9.991 millones, ha cumplido el reto y Volkswagen se lo reconoce al darle más relevancia en la nueva estrategia eléctrica del grupo. De hecho, los anuncios que el presidente ejecutivo de la española, Luca de Meo, ha hecho este miércoles en una conferencia en la planta de Martorell (Barcelona), le convierten en una pieza clave en el conglomerado de la automoción. “Nos hemos ganado la confianza y credibilidad como equipo gracias a nuestros resultados”, ha manifestado.

Todos ellos han sido seguidos desde la fila noble del recinto en el que se desarrollaba el evento por el consejero delegado del grupo Volkswagen, Herbert Diess. Es la primera ocasión en que el máximo ejecutivo de la compañía participa en la presentación de resultados anuales de la firma española, cuyo futuro más inmediato da alas al optimismo. La escalada del 33% de las ganancias en los últimos cinco años se han apalancado en los nuevos todocaminos urbanos (SUV) --Ateca, Arona y Tarraco-- que han salido al mercado y la estrategia de negocio que se ha dado a conocer este miércoles incluye el lanzamiento de seis nuevos modelos eléctricos e híbridos enchufables hasta principios de 2021.

Nuevos modelos

Iniciará esta estrategia con la versión eléctrica de Mii a principios del año próximo. “Lo consideramos un aperitivo”, ha asegurado el presidente de Seat. Le seguirá un híbrido enchufable de la nueva generación del León y el lanzamiento del nuevo Born antes de que concluya el año, el vehículo que se presentó en el pasado Mobile World Congress (MWC).

En 2021 llegarán al mercado tres modelos más, el Cupra León, el híbrido enchufable más potente y deportivo; el Tarraco eléctrico y el primer modelo de este segmento que ha desarrollado la compañía, el Formentor, que se dió a conocer en el último Salón del Automóvil de Ginebra. Además, Diess y De Meo han confirmado que fabricará en Martorell.

Plataforma eléctrica

Aunque la adjudicación más importante para Seat es que los ingenieros de la firma española desarrollará en colaboración con Wolfsburg, la sede central de Volkswagen, la segunda plataforma específica para vehículos eléctricos del conglomerado, la infraestructura donde se ensamblan los coches y que es común para todo el grupo. En Alemania se trabaja en la primera, que se centrará en los segmentos premium y mediano. El reto de De Meo es conseguir un ecosistema práctico para modelos “con un valor de menos de 20.000 euros”.

“Resulta un gran paso para avanzar hacia una movilidad eléctrica más asequible”, ha manifestado en español Diess. El consejero delegado de Volkswagen ha detallado que la plataforma para vehículos urbanos debería estar acabada en 2023. Este calendario les permitiría tomar la delantera en la “forma más ecológica y económica de trasladarse en los entornos urbanos”, en palabras del ejecutivo germano, y permitiría superar el gran freno actual de la movilidad eléctrica, el precio. “Nosotros construimos coches para todas las personas, no sólo para millonarios”, ha sentenciado.

Empleo en España

¿Será Martorell una de las primera factorías en disponer de esta nueva plataforma? Por ahora, ni De Meo ni Diess lo han asegurado. En clave laboral, el presidente de Seat ha asegurado que su objetivo es el de “mantener la plantilla estable” y ha recordado que en los últimos años se han realizado contrataciones en las factorías en España. Esta situación contrasta con la de la otra gran automovilística en Cataluña, Nissan, inmerso en un proceso de reestructuración que implicará la salida de 600 personas.

La dirección de la filial de Volkswagen no está por amortizar empleos, pero sí que se ha mandado un mensaje a unos trabajadores que este año recibirán un bonus de 1.068 euros por el resultado del ejercicio (el 49% más que el ejercicio precedente). De Meo ha recordado que el próximo año se empezará a negociar el nuevo convenio colectivo y advierte que deberá pivotar en conseguir más productividad. En contrapartida, ofrece la puesta en marcha de un programa de “recualificación de las personas” para “transformar la plantilla” ante los cambios que está a la vuelta de la esquina.

Cambio en la automoción

Tanto Diess como De Meo han repetido que la industria de la automoción está inmerso en un cambio destacado en el que los coches abandonarán los combustibles fósiles y estarán más conectados. Los avances tecnológicos aún no lo hacen posible, pero el trabajo de desarrolladores e ingenieros propician que esté cada vez más cerca. La marca española se prepara para ello tanto en estrategia de negocio como en producción.

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información