Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Empleados de Seat en plena jornada laboral / SEAT

Seat abona una paga de 400 euros a la plantilla para agradecer su flexibilidad

La compañía automovilística compensa a sus empleados pese al descenso de la producción y después de aplicar un ERTE por culpa del Covid

3 min

Seat abonará el 15 de abril una paga extraordinaria de 400 euros brutos a sus trabajadores para agradecer la flexibilidad demostrada en 2020, cuando la actividad productiva resultó muy afectada por el Covid-19 y la compañía tuvo que recurrir a un expediente de regulación temporal (ERTE) por fuerza mayor.

La dirección de la automovilística ha decidido dar esta paga, siguiendo la práctica iniciada hace cuatro años de abonar una paga de beneficios en abril, pese a que en 2020 Seat no tuvo ganancias, sino pérdidas debido al impacto de la crisis del coronavirus.

Cuatro años seguidos

En el convenio colectivo firmado en 2016, la dirección de la empresa y UGT y CCOO pactaron que los empleados recibirían cada año una paga de beneficios en abril por el resultado obtenido en el ejercicio anterior, lo que se ha hecho ya durante cuatro años seguidos.

"Las personas son lo más importante para Seat y, tras el año que hemos vivido, hemos querido reconocer la flexibilidad de nuestros empleados", ha asegurado el presidente de la compañía, Wayne Griffiths, que ha admitido que en la primera parte de este 2021 también necesitarán de la misma flexibilidad para superar el problema que supone la actual falta de semiconductores.

Objetivo: volver a los beneficios

En esta línea, ha subrayado que "sobre la base de esta flexibilidad, el objetivo en 2021 es volver a tener beneficios después de cerrar el ejercicio de 2020 con un resultado negativo después de impuestos de 194 millones frente a los 346 millones de beneficios de un año antes, debido al impacto de la crisis generada por la covid-19, que lastró sus ventas, que descendieron un 25,6 %.

El año pasado los trabajadores de Seat percibieron 1.300 euros como paga de beneficios, la más alta recibida hasta entonces después de un 2019 en el que la automovilística batió su récord de producción, de ventas y de beneficio operativo. A estos 1.300 euros, el máximo fijado hasta ahora en el convenio, la empresa sumó otros 250 euros como reconocimiento a la contribución de la plantilla a las ganancias del año