Scytl exporta su defectuosa tecnología de voto electrónico a las elecciones de EEUU

La compañía catalana diseña una herramienta online tras sus chapuzas en anteriores procesos electorales

La compañía catalana Scytl participará en la difusión de los resultados de las elecciones presidenciales en EEUU. La empresa, recientemente adquirida por el grupo Service Point Solutions, aplicará su controvertida tecnología de voto electrónico a la cita con las urnas del país atlántico.

La firma proveerá soluciones a más de 900 jurisdicciones electorales de 27 estados de todo EEUU, entre los que destacan Texas, California, New Jersey e Illinois. Pese a que Scytl ha sido cuestionada por sus chapuzas en anteriores comicios, la administración estadounidense ha confiado en la empresa para diseñar una herramienta de seguimiento online de la noche electoral. Este dispositivo permitirá filtrar los datos por área geográfica y posibilitará la visualización a nivel de condado, ciudad, distrito e, incluso, por centro de votación.

Líderes en chapuzas

La tecnológica encadena varias polémicas por su negligente gestión de procesos electorales tanto dentro como fuera de España. Su participación en las elecciones de la Cambra de Comerç estuvo marcada por un desastroso recuento que tuvo que ser auditado por parte de la Generalitat y que aún está en los tribunales. 

La administración catalana anuló cerca de 700 papeletas tras la revisión, lo cual perjudicó a varias de las candidaturas en liza. Asimismo, durante las últimas elecciones municipales la web de recuento operada por la empresa sufrió errores en la asignación de votos y concejales que dejaron muchas dudas sobre los resultados finales de la convocatoria.

Los fiascos de Scytl también han cruzado las fronteras. En 2019, el gobierno de Suiza determinó que el software desarrollado por la compañía era vulnerable a ciberataques de baja intensidad. En una revisión del modelo de Scytl, más de 3.000 expertos internacionales descubrieron 173 puntos flacos de un sistema pretendidamente a prueba de hackeos.