Menú Buscar

Las 'scale ups' de Barcelona piden facilidades fiscales y financieras para crecer

Este término denomina a 'start ups' que han vivido un crecimiento explosivo y buscan consolidarse como compañías de negocio recurrente

presentacion scale up monitor
05.12.2018 08:26 h.
4 min

Las start ups de rápido crecimiento con sede en Barcelona tienen problemas para consolidarse como empresas de pleno derecho. Las llamadas scale ups han identificado el acceso a la financiación y el exceso de fiscalidad como sus principales dificultades para avanzar en su modelo de negocio. 

El estudio Scale Up Monitor realizado por Barcelona Global, Barcelona Tech City y CaixaBank DayOne pone de manifiesto que Barcelona necesita "más fondos de capital riesgo locales especializados" en este tipo de empresas de nueva creación. Por una parte, el aumento de estos fondos ampliaría las posibilidades de financiación de las start ups presentes en la ciudad. Por otro, atraería más empresas a la ciudad y la consolidaría como polo de innovación y desarrollo de compañías de nueva creación.

Más de un centenar de 'scale ups'

Barcelona Global ha identificado 131 empresas que pueden considerarse scale ups. Los principales factores que motivan a los emprendedores a impulsar nuevas iniciativas en Barcelona son la elevada calidad de vida de la cudad (que puntúan con un 6,7 sobre 7); su seguridad (6,2 sobre 7); su buena conectividad geográfica (5,9 sobre 7) y la alta oferta cultural (6,1 sobre 7). 

Sin embargo, la financiación resalta como el primer reto a superar una vez la compañía comienza a crecer. Pau Guardans, presidente de Barcelona Global, ha explicado en la presentación del estudio sobre scale ups en Barcelona que estas empreass suelen encontrar inversores en el momento de su fundación y una vez han alcanzado el éxito. Durante las fases de desarrollo, por el contrario, el acceso a liquidez se complica, a pesar de la existencia de instituciones que intentan potenciarlo como, por ejemplo, el Institut Català de Finances (ICF).

Fiscalidad y talento

Las start ups de crecimiento veloz también destacan que la fiscalidad española es desfavorable para el desarrollo de sus negocios. Valoran este punto con una nota de 2,6 sobre 7 y consideran que no es un factor competitivo ni desde el punto de vista de la fiscalidad personal ni a nivel corporativo. Algunos de los factores que no contribuyen a ser fiscalmente competitivos son los altos impuestos, la fiscalidad sobre figuras como las stock options, las phantom shares y la transmisión de acciones.

La falta de talento local es otro de los puntos a mejorar en Barcelona, según este tipo de empresas. El 71,2% de las scale ups consultadas dice tener dificultades para cubrir los puestos de trabajo --especialmente de programación y desarrollo tecnológico-- con personas locales y un 32% cuenta con hasta una cuarta parte de su plantilla formada por extranjeros. El equipo de este tipo de compañías suele estar formado por unas 50 personas.

Problemas de burocracia y de espacio

Otro de los puntos débiles de Barcelona es la carga burocrática que implica la contratación de talento internacional, así como la falta de espacios flexibles y atractivos para el emprendimiento, según se desprende del análisis sobre scale ups. Barcelona Global ha apuntado, a este respecto, que realizará un estudio sobre los espacios vacíos o infrautilizados de los que dispone la capital catalana.

¿Quiere hacer un comentario?