Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Ana Botín, presidenta del Banco Santander, durante la junta general de accionistas de marzo de 2021 / EP

Santander se compromete a recuperar hasta el 50% del dividendo en 2021

El banco se marca el refuerzo del negocio digital como uno de los objetivos estratégicos para consolidar su crecimiento

7 min

Banco Santander ha sacado pecho de su fortaleza pese al impacto de la crisis del Covid-19. La presidenta de la entidad, Ana Botín, ha asegurado que los ingresos del grupo en el arranque de este año permitirán concretar un objetivo del 10% de RoTE (rentabilidad sobre capital tangible) ordinario este 2021.

Durante su discurso en la junta general ordinaria de accionistas, Botín también ha informado de la intención del consejo de administración de retomar una política de dividendo del 40%-50% del beneficio ordinario.

Dividendos en mayo

Durante este curso, la entidad periodificará en la ratio de capital el importe necesario para materializar este objetivo, siempre que los supervisores lo permitan. El consejo de administración acordó ayer pagar un dividendo en efectivo de 2,75 céntimos por acción con cargo a 2020 el próximo 4 de mayo. Se trata de la máxima cantidad autorizada por el Banco Central Europeo (BCE).

La junta, celebrada este viernes de forma virtual en Boadilla del Monte (Madrid), ha aprobado las cuentas anuales y la gestión social del pasado año, así como la aplicación de resultados del ejercicio.

Balance sólido

"En lo que llevamos de año la evolución del negocio ha sido positiva, con los ingresos en línea con los que mostramos en el último trimestre. En Europa, se están generando ahorros que nos permiten mejorar la ratio de eficiencia a nivel grupo. Además, el coste del crédito continúa a la baja, tal y como anunciamos en nuestra presentación anual de resultados", ha detallado la presidenta del Santander.

La directiva ha puesto en valor el sólido balance con que el grupo financiero cerró el año pasado, extraordinario por el duro impacto de la pandemia sobre la economía mundial. El banco cerró 2020 con un beneficio ordinario de más de 5.000 millones de euros --si bien perdió 8.771 millones por los saneamientos y provisiones-- y un incremento tanto en préstamos (+5%) como en depósitos (+10%) en términos interanuales. Además, obtuvo una ratio de eficiencia del 57% y cerró el ejercicio con 23 millones de clientes vinculados y más de 42 millones de clientes digitales.

Digitalización

Precisamente, uno de los objetivos estratégicos a medio plazo pasa por reforzar la digitalización de la entidad financiera. Para alcanzar esta meta, el banco integrará todas sus iniciativas de pago en PagoNxt, una plataforma única que actuará como eje tecnológico de la compañía para impulsar el crecimiento en todas las áreas geográficas.

Asimismo, Santander lanzará Digital Consumer Bank, marca que subsumirá Open Bank y Santander Consumer Finance para convertir a la entidad en el líder digital de financiación al consumo. Por otro lado, los accionistas han aprobado la entrada de la mexicana Gina Díez como nueva consejera independiente, que sustituirá al histórico Rodrigo Echenique. De igual manera, han avalado la reelección, por un periodo de tres años, de Homaira Akbari, Álvaro Cardoso, Javier Botín, Ramiro Mato y Bruce Carnegie-Brown. Actualmente, el órgano de gobierno cuenta con mayoría de consejeros independientes (60%) y con una representación femenina del 40%.

Ana Botín, durante la junta general de accionistas de marzo de 2021 / EP

 

 

Ana Botín, durante la junta general de accionistas de marzo de 2021 / EP

Objetivos en España

El consejero delegado del banco, José Antonio Álvarez, ha detallado que la estrategia del grupo en España reagrupará la red en un menor número de oficinas para ganar eficiencia y avanzar en la implantación de nuevos modelos de sucursales más grandes y con nuevas funcionalidades.

El banco espera obtener en España mayores beneficios apoyados en los ingresos, una reducción adicional del 5% o superior en costes y una mejora del coste del riesgo. En Reino Unido, el otro gran mercado del grupo, prevé un aumento de los ingresos de entre el 5% y el 10% apoyado en la mejora del margen con clientes, lo que unido a una mejora en costes similar a la 2020 y unas menores dotaciones permitirá experimentar "una mejora considerable" del beneficio.

Cambios en Europa

Según ha indicado Botín, el banco seguirá centrándose en la ejecución del nuevo modelo operativo en el continente europeo, con el objetivo de alcanzar un RoTE ordinario del 10%-12% y una ratio de eficiencia de alrededor del 45% a medio plazo.

Además, tiene el compromiso de reducir la base de costes en Europa en 1.000 millones adicionales hasta final de 2022, después de ahorrar otros 1.000 millones de costes en los últimos dos ejercicios.

Negocios globales

En Norteamérica, el objetivo del grupo es seguir mejorando la calidad de servicio para atraer más clientes y aumentar la productividad, con la mirada puesta en alcanzar a medio plazo un RoTE ordinario en la región de entre el 11% y el 13% y una ratio de eficiencia del 40%.

En Sudamérica, que "sigue siendo el motor de crecimiento del grupo", Santander aumentará la colaboración entre los países de la zona para trazar sinergias que aprovechen las oportunidades de negocio, por ejemplo, en financiación al consumo o en seguros. "Nuestro objetivo a medio plazo es lograr un RoTE ordinario de entre el 19 y el 21% y una ratio de eficiencia del 35%", ha comunicado Botín.