Menú Buscar
Ana Botín en una junta de accionistas del Banco Santander

Banco Santander compra el Popular al precio simbólico de 1 euro

La entidad hará una ampliación de capital de 7.000 millones para absorber a la sexta entidad española y garantizar su propia capitalización

07.06.2017 08:27 h.
4 min

Banco Santander se hace con el 100% del Banco Popular al precio simbólico de un euro. Las acciones del banco adquirido han suspendido su cotización bursátil, por lo que hoy no cotizará, según ha comunicado la Comisión Nacional del Mercado de Valores.

La operación supone la amortización del 100% de las acciones del Popular existentes ayer, la transformación de sus instrumentos de capital en nuevas acciones que también han sido adquiridas amortizadas. Eso quiere decir que los accionistas del Banco Popular pierden toda su inversión. Pero el diseño de la operación evita su disolución y desaparición, que era la alternativa.

Ampliación de 7.000 millones

Para afrontar la operación (la compra, la cobertura de los agujeros —las provisiones— del Popular y el reforzamiento del capital del Santander), el banco presidido por Ana Botín hará una ampliación de capital de 7.000 millones.

Los actuales accionistas del Santander tendrán derecho de suscripción preferente en el aumento de capital. Banco Santander cuenta ya con compromisos para el aseguramiento por el total del referido importe. Tras estas operaciones, se espera que el impacto en el capital CET1 del Grupo Banco Santander sea neutral.

Botín arrima el hombro

Se trata de la primera contribución del primer banco español al rescate del sistema que se inició tras el estallido de la recesión. Todas las entidades participaron en el rescate de las cajas y los bancos con problemas ayudando así al Estado. El Santander siempre se había mantenido al margen.

El banco comprador ha explicado que fue seleccionado por el Fondo Único de Resolución europeo y por el FROB, y que ha optado a rescatar al Popular porque con su integración verá reforzado su negocio en España y Portugal, ámbitos en los que contará con 17 millones de clientes y una cuota del 20% del mercado del crédito y otra del 25% entre las pymes.

Líder peninsular

Según los cálculos del Santander, la operación generará un retorno sobre la inversión del 13% o 14% en 2020 y un aumento del beneficio por acción en 2019. La entidad resultante aumentará su rentabilidad y generará sinergias de costes cercanas a los 500 millones anuales a partir de 2020.

Para situar el nivel de provisiones y de capital de Banco Popular en línea con el resto del grupo, Santander hará 7.900 millones de provisiones adicionales para activos improductivos, incluidos 7.200 millones para activos inmobiliarios.

Mejora la cobertura

Eso llevará la cobertura del riesgo vinculado a la actividad inmobiliaria del 45% al 69%, significativamente —dice el banco— por encima de la media del sector que es del 52%. El grupo espera reducir los activos inmobiliarios de Banco Popular significativamente, como ha hecho en Banco Santander en los últimos años.

La entidad resultante tras la absorción será gestionada por el equipo directivo de Santander España, liderado por su consejero delegado, Rami Aboukhair.