Menú Buscar
José Lladó, presidente de Técnicas Reunidas, empresa en la que se ha fijado la aseguradora Santa Lucía para rentabilizar su inversiones

Santa Lucía pone el ojo en Técnicas Reunidas para sacar 20 M€ en 3 años

La aseguradora confía en que la estabilización en la demanda de petróleo y la cartera valorada en 11.000 millones permita a la ingeniería petroquímica de la familia Lladó recuperar su valor

26.01.2019 00:00 h.
5 min

El dinero de las aseguradoras sigue moviéndose entre las grandes empresas cotizadas, aunque no suele ser muy habitual que su presencia en el capital supere el umbral del 3%, por lo que el seguimiento de inversiones y desinversiones no suele resultar fácil de rastrear.

Cuando lo hacen, con la preceptiva comunicación a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), se relaciona con una inversión de calado, como la que acaba de establecer Santa Lucía --la compañía conocida por el gran público por sus seguros de decesos-- en Técnicas Reunidas, el grupo de ingeniería petroquímica del Ibex 35 controlado al 38% por la familia Lladó.

Inversión de 39 millones

Se trata de una inversión, la de la aseguradora en la ingeniería, que lleva tiempo en el radar de la gestora de activos de Santa Lucía, y en la que ahora se ha decidido a apostar de manera decidida, como lo demuestra ese 3,04% tomado que les sitúa como segundo accionista de Técnicas Reunidas, por delante de los fondos Ariel y Franklin Templeton.

Un paquete de 1,7 millones de acciones, actualmente valorado en casi 39 millones de euros, a los 22,86 en que este viernes cerraba el grupo de ingeniería la semana bursátil. Precio que sigue muy por debajo de los 36 euros de hace dos años, y más en la línea de los 21 euros que se registraban hace tres.

Comprar barato para buscar la revalorización

Pero esto es la Bolsa, entrar en un valor cuando está lo más bajo posible confiando en su revalorización a medio plazo. 

Así lo han entendido los responsables de la gestora de Santa Lucía, que han previsto un retorno del 50% de la inversión en un plazo de tres años. O sea, que en 2022 Técnicas Reunidas vuelva a cotizar en torno a 33 euros, de manera que los actuales 38 millones se revaloricen hasta los 55.

La garantía de una cartera de 11.000 millones 

La decisión de la aseguradora de apuntalar su presencia en la ingeniería viene motivada por la confianza de que la demanda de petróleo se estabillice con un crecimiento anual de 1,5 millones de barriles y en la amplia cartera de proyectos, de casi 11.000 millones de euros que, si bien en los últimos meses ha sido objeto de retrasos en su puesta en marcha, más pronto que tarde tendrá que hacerse efectiva con la ejecución de los contratos y las posteriores liquidaciones.

Y, en ese sentido, echan números para apuntar hacia un volumen de facturación anual de 4.000 millones de euros --en la banda baja de la previsión hecha por la empresa para 2018--, pero con un aumento significativo del margen operativo hasta el 4%.

Margen lastrado por retrasos en liquidar proyectos 

Muy por encima del escaso 1% que la ingeniería de los Lladó acreditaba hasta finales de septiembre, debido a las dificultades para recuperar los sobrecostes incurridos en las últimas fases de algunos proyectos específicos, y también al retraso en el comienzo de nuevas obras.

En ese sentido, ya al cierre de 2018 la compañía confiaba en certificar el paso de algunos proyectos, de la fase de ingeniería a la de aprovisionamiento, con el consiguiente impacto en el crecimiento de los ingresos.

Últimos contratos

Entre los últimos contratos incluidos en la cartera de Técnicas Reunidas figura la construcción de una planta de ciclo combinado, junto a General Electric, en Emiratos Árabes Unidos. Proyecto en el que la empresa española se juega 310 millones. Está previsto que el inicio de la obra se produzca antes de que finalice el primer semestre de 2019.

También, el pasado noviembre, la Compañía Nacional de Petróleo de Abu Dabi (ADNOC) y Cepsa, su socio del proyecto, adjudicaban a la empresa de la familia Lladó la ingeniería básica extendida de una planta a escala mundial de alquilbenceno lineal (LAB, por sus siglas en inglés) en el Ruwais Derivatives Park.

Planta de LAB en Abu Dabi

Este proyecto será la primera de las unidades que se desarrollarán dentro del programa de inversión Downstream de ADNOC en Ruwais, con una inversión total anunciada de 40.000 millones.

El LAB es una materia prima utilizada en la fabricación de detergentes domésticos e industriales biodegradables, y también en la producción de productos de limpieza.

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información