Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Ajuntament de Sant Llorenç de Morunys / CG

Sant Llorenç de Morunys cierra julio con 25 personas en el paro

Un total de una persona ha encontrado trabajo en la localidad en el último mes

2 min

El municipio de Sant Llorenç de Morunys ha terminado julio con una bajada del número de desempleados hasta las 25 personas que actualmente se encuentran sin trabajo en la localidad, según el Instituto de Estadística de Cataluña (Idescat).

En total, hay solamente una persona menos sin trabajo en comparación con el mes pasado, en una coyuntura marcada por la crisis que ha provocado la pandemia de coronavirus. Estos valores suponen un descenso del 3,85% con respecto al pasado mes, cuando el municipio finalizó el periodo con 26 personas sin empleo.

El sector servicios lidera la subida de parados

El sector servicios es el más castigado de la localidad según los últimos datos publicados. El Departamento de Trabajo, Asuntos Sociales y Familias señala que en Sant Llorenç de Morunys hay un total de 18 personas de esta actividad sin actividad, lo que representa un 72% del total de desempleados. Por orden descendente, le siguen construcción (16%), industria (8%) y agricultura.

La causa principal de estas cifras es la normativa de cierre de todos aquellos comercios no esenciales como medida de seguridad para evitar la propagación de nuevos contagios en lo que ya conocemos como tercera ola del coronavirus, que comenzó a producirse en enero tras el final de las fiestas de Navidad. Son muchas las comunidades autónomas del conjunto de España que decidieron llevar a cabo estos recursos, junto con Cataluña. Los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) han ayudado a frenar la tasa de paro y la destrucción de muchos de los empleos de forma definitiva.

Mujeres entre 35 y 39 años

La relación entre hombres y mujeres en situación de desempleo en el municipio es bastante proporcionada, con unas cifras más altas en mujeres (16 personas) que en hombres (nueve parados).

Por grupos de edad, el más afectado por el paro es el de adultos entre 35 y 40 años, con cinco personas actualmente desempleadas.