Menú Buscar
Ramón Asensio, presidente del Grupo Roca, en una imagen de archivo junto a varios productos de la compañía

Sanitarios Roca inyecta 24 millones a una sociedad de inversión

El movimiento responde a una reorganización de capital del grupo para impulsar el negocio internacional

4 min

Sanitarios Roca da un impulso al plan de negocio, que pasa por ganar más presencia internacional, con la inyección de 23,9 millones de euros a una de las empresas del grupo dedicada a la inversión. La operación se ejecutó a principios de julio y en ningún caso implica la llegada de nuevos fondos para la compañía presidida por Ramón Asensio, indican fuentes del sector.

Se trata de una reorganización de capital entre las diferentes compañías del entramado societario, añaden. Los portavoces de la firma con sede en Barcelona han declinado hacer comentarios sobre la operación. Se han limitado a detallar que no tendrá un impacto destacado en el día a día operativo de Roca.

Pasar página a la crisis

El movimiento tiene otra consecuencia, destacan los mismos interlocutores: es una muestra más de que se pasa página a las estrecheces económicas de la compañía, tras el pinchazo de la burbuja de la construcción y el inicio de la crisis. El primer paso en este sentido fue la firma de la refinanciación de su deuda, a principios de 2015. El pool de entidades de la operación incluía a BBVA y Caixabank e implicó la aportación de 375 millones mediante un crédito sindicado. 

Desde ese momento, se han buscado oportunidades en el mercado para crecer de forma inorgánica y se ha consolidado la operativa del grupo. En el apartado laboral, ha implicado --tras dos años de ajustes de plantilla-- un respiro para los casi 700 trabajadores de la planta de Gavà (Barcelona), 250 headquarters de Barcelona, y otros 125 de la factoría de bañeras de hierro forjado de Alcalá de Henares (Madrid).

ERTE en Madrid

La dirección de Roca y el comité de empresa de este último centro están, a pesar de todo, en pleno proceso de negociación para la suspensión de la producción desde septiembre a enero por acumulación de excedentes. Los sindicatos proponen la reducción de la jornada laboral, mientras que la cúpula apuesta por un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) para 98 personas.

Justifica la acumulación de bañeras por la caída de ventas de su principal cliente en Rusia, algo que los representantes de los trabajadores ponen en duda por el “nivel de opacidad de la empresa”, en palabras del delegado de CCOO en la compañía, Juan Ángel Lucas.

Previsión de beneficios

En Cataluña, la situación es diferente. Asensio incluso ha cerrado un nuevo convenio laboral en el que se ha reforzado el apartado social al abordar medidas como la flexibilidad o la conciliación entre la productividad y la vida familiar.

La previsión de negocio es optimista. La compañía espera mantener los beneficios que se han conseguido en los últimos ejercicios, señalan fuentes del mercado. Los últimos resultados que comunicó públicamente fueron los referentes a 2014, presentados el verano pasado, cuando la facturación alcanzó los 1.646 millones (el 4,7% más) y los beneficios netos se quedaron en los 53 millones, la misma cifra que el año anterior. Se espera que la memoria anual de 2015 vaya en esta línea.