Menú Buscar
Cirujanos del Hospital Clínic Barcelona, durante una intervención quirúrgica / EP

La sanidad catalana apadrina una tecnología que "habla" con los médicos

CatSalut y varios hospitales trabajan con Atomian, un programa que descifra lo que preguntan los galenos y les contesta

05.07.2017 13:06 h.
3 min

La sanidad catalana ha apadrinado una nueva tecnología que "habla" con los médicos. El Servicio Catalán de Sanidad (CatSalut) trabaja con una aplicación de Atomian, una start-up que ha creado un programa que descrifra los archivos de datos de pacientes.

La empresa emergente que preside Miquel Montero ha presentado el miércoles el software, que entiende a los facultativos y descrifra lo que le preguntan en base a los datos y archivos existentes.

"Se le puede preguntar cuántos pacientes ha operado una cirujana en un periodo determinado, o cruzar los archivos y los datos, o el número de altas hospitalarias", ha explicado Montero.

Las cuestiones pueden ser en castellano, catalán e inglés.

"Los datos cambiarán el mundo"

A este respecto, Jordi Martínez, director de la Fundación TICSalut ha recordado durante el evento que sólo la red de ambulatorios catalanes gestiona 180 millones de documentos, "la mayoría de ellos sin cribar".

"Tenemos cada vez más datos no estructurados. A ello se le suma que sólo el 30% de la información de los pacientes catalanes vendrá de los dispositivos asistenciales. El resto se recibirá del big data u otras fuentes", ha agregado.

"Esta gran cascada de datos cambiará el mundo", ha recordado el directivo.

Socios

Quizá por estas posibilidades, Atomian, que se define como una empresa "tecnología cognitiva", ya trabaja con el Clínic, Sant Pau, el Servicio Catalán de Sanidad (CatSalut), Hospital Asil de Granollers y Fiatc, entre otros.

Con estos partners está poniendo a punto su creación. "Lo más destacado es que interactúa con el lenguaje natural del ser humano. Y es capaz de responder", ha subrayado Montero.

Atomian, radicada en Sant Cugat del Vallés (Barcelona), cuenta con inversión del fondo Kalonia, que comprometió más de 200.000 euros. En total, ha levantado 1,5 millones desde su fundación en 2000.

Además de aplicación en el sector de la salud, la nueva tecnología tiene posibilidades en las industrias de la banca, seguros y viajes, ha precisado Montero.