Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Josep Sánchez Llibre, presidente de Foment, en el Círculo de Economía, junto a Jaume Collboni, Aurora Catá, Alfonso Vegara y Pere Navarro / CG

Sánchez Llibre pide que se supere ya la “Barcelona antipática” de Colau

El presidente de Foment coincide con Collboni, Catá y Navarro en la necesidad de ampliar el aeropuerto de El Prat en el Círculo de Economía

5 min

La ciudad de Barcelona debe concebirse como un territorio metropolitano, que abarca hasta cinco millones de personas, y debe tener “ambición” para liderar en el mundo muchos ámbitos económicos, culturales y sociales. Pero, ¿está en condiciones ahora de afrontar ese futuro? El presidente de Foment del Treball, Josep Sánchez Llibre, en el foro del Círculo de Economía, ha señalado que se debe superar la “Barcelona antipática” que atribuye a la alcaldesa, Ada Colau, para impulsar una ciudad que dé respuestas afirmativas a proyectos económicos como la ampliación del aeropuerto de El Prat.Debe haber un giro de 180 grados y capitalizar un gran acuerdo entre todas las administraciones para lograr, por ejemplo, los Juegos Olímpicos de invierno de 2030”, ha remachado el patrono. 

Esa ha sido la posición de Sánchez Llibre en un debate en el Círculo de Economía moderado por el economista y presidente de la Fundación Metrópoli, Alfonso Vegara, junto al primer teniente de alcalde del Ayuntamiento de Barcelona, Jaume Collboni; la presidenta de Barcelona Global, Aurora Catá, y el delegado especial del Gobierno en el Consorcio de la Zona Franca, Pere Navarro. Aunque todos los ponentes han defendido la ampliación del aeropuerto de Barcelona --que cuenta con las reticencias de los comunes de Colau-- las diferencias han aparecido al plantearse cómo se debe y se puede crecer.

Atraer inversiones de todo el mundo

Ha sido Collboni quien ha matizado a la patronal al pedir que el crecimiento no vaya en detrimento de la igualdad. Ha argumentado que el modelo de Silicon Valley no puede ser la referencia, ya que lleva a que “un 1% se quede el 90%” de la riqueza”. La idea del líder socialista es que ahora, en el contexto de la Unión Europea, cualquier referente que se plantee debe ser “sostenible”. Ha insistido en un esfuerzo metropolitano que impulse distintos proyectos y que se ayude de los fondos europeos para poder avanzar. Lo que asegura que pasará en la capital catalana. 

Jaume Collboni, primer teniente de alcalde de Barcelona, en el encuentro anual del Círculo de Economía / CG
Jaume Collboni, primer teniente de alcalde de Barcelona, en el encuentro anual del Círculo de Economía / CG

El presidente de Foment ha mantenido, sin embargo, su apuesta por una fiscalidad distinta, por un entorno económico más favorable para atraer “inversiones”, con una “cara más amable, y no decir siempre que no de entrada a cualquier proyecto”. Para Sánchez Llibre las empresas que dejaron Cataluña, por culpa del proceso independentista, "deberían volver", y él se ha comprometido a trabajar por ello, siempre que el independentismo --como ya ocurre, a su juicio-- renuncie por completo a la vía unilateral. Esa apuesta, política, por un lado, y un marco económico “distinto”, con esa “cara amable”, debería posibilitar un cambio radical. “Sería el modo para invertir con alegría, por parte de todo el mundo y del resto del Estado”, ha sentenciado.

Autonomía universitaria

En ese momento, los asistentes han aplaudido. Primero, tímidamente y, luego, de forma rotunda.

Lo que se dirime en Barcelona, a juicio de Aurora Catá, es la capacidad para “atraer talento”, porque ese talento atrae el capital y no al revés. Y para ello, según la presidenta de Barcelona Global, es imprescindible que haya más autonomía universitaria. Lanza la propuesta para que todos los centros en Barcelona y su área metropolitana tengan mayor capacidad de maniobra para contratar y lograr un talento que después se distribuirá entre el tejido económico de la ciudad.