Menú Buscar
El presidente de Foment, Josep Sánchez Llibre / CG

Sánchez Llibre: "Si no hay presupuestos en Cataluña, se deberían convocar elecciones"

El presidente de Foment reclama “un marco de seguridad” para que los empresarios puedan invertir que sólo llegará con unas nuevas cuentas públicas

07.09.2019 12:00 h.
6 min

Los empresarios tienen claro que lo más importante en Cataluña es que se puedan aprobar los presupuestos del próximo año. El presidente de Foment del Treball, Josep Sánchez Llibre tiene claro que “si no hay presupuestos en Cataluña, se deberían convocar elecciones, el Govern debería asumir la responsabilidad de convocar elecciones al Parlament”.

Esa es, ahora, la máxima preocupación para poder lidiar los nubarrones que se van acercando a la economía catalana y a la española, a juicio de Sánchez Llibre, que incide en la necesidad de contar con un “marco de seguridad” para que las empresas puedan invertir. “Hay recursos, hay tipos de interés muy bajos, pero se necesita un marco de seguridad, que implica tener presupuestos”, insiste el presidente de Foment.

Con la posición de Esquerra

La consideración de Sánchez Llibre es que debe ser el Govern, formado por la coalición entre Junts per Catalunya y ERC, el que tome esa decisión. “Foment no tiene por qué decir lo que se debe hacer, eso corresponde al Govern, pero dejamos claro que se necesitan unos presupuestos, y que una prórroga, sería la tercera, no parece posible”, señala en una entrevista en el programa Converses de la Cadena Cope, con la participación de Crónica Global.

Esa es la posición de la patronal, que coincide, en ese caso, con Esquerra Republicana. En la batalla interna que se libra en el seno del Ejecutivo catalán, es el consejero de Economía, el republicano Pere Aragonès, quien con más claridad ha señalado que no quedará otra posibilidad que convocar elecciones, si resulta imposible pactar unas nuevas cuentas de la Generalitat para 2020. Eso contrasta con el mensaje del presidente Quim Torra, y del propio Carles Puigdemont, que no tienen ningún deseo de convocar elecciones, y que no piensan en los presupuestos como un elemento tan decisivo. En la cabeza de Torra y Puigdemont está la sentencia del Tribunal Supremo sobre los dirigentes independentistas presos, con la exigencia de mantener un frente común, desde el Govern, y preparar alguna respuesta de “confrontación democrática” con el Estado.

La investidura de Pedro Sánchez

Sánchez Llibre es consciente de esa guerra interna, y por ello ha querido constatar que la responsabilidad “es y será” del Ejecutivo catalán. La patronal lo que señala es que existen retos que pueden complicar las cosas al empresariado catalán. El más importante, a su juicio, es “un Brexit duro” que pudiera suponer un cambio en las relaciones comerciales para todo el tejido empresarial europeo, y la bajada de inversiones de las compañías británicas, que ya han descendido “un 18%”.

Josep Sánchez Llibre, presidente de Foment del Treball, durante un acto público / CG
Josep Sánchez Llibre, presidente de Foment del Treball, durante un acto público / CG

Esa misma exigencia, sobre los presupuestos, la formula al Gobierno español, aunque desde la premisa de que es posible que se convoquen nuevos comicios. Para que no suceda, Sánchez Llibre pide --aunque ya quedan pocos días para que se pueda alcanzar-- un acuerdo por parte del resto de partidos políticos. “Parece claro que debe gobernar quien ha ganado las elecciones --Pedro Sánchez-- y por ello hay que pedir responsabilidad al resto de partidos, con la idea de que, después de la investidura, se deberá gobernar durante cuatro años, ofreciendo estabilidad, que es lo que queremos los empresarios”.

Seguridad en Barcelona

Desde esa posición, Sánchez Llibre se ha remitido también al plan de Foment sobre cómo mejorar la seguridad en la ciudad de Barcelona, que pasa a su juicio por una actuación firme de los cuerpos policiales, y por reformas en el ámbito judicial que acoten los casos de multirreincidencia. Lo que pide también el presidente de Foment es que las reformas que se puedan establecer, en el caso de que el PSOE acabara pactando con Podemos, no afecten a la competitividad de las empresas. “Algunas medidas fiscales que se han anunciado nos preocupan, porque castigan la competitividad, aunque en el caso de la posible reforma de algunos aspectos de la contratación, como ha defendido Sánchez, el empresariado lo podría acordar”.

La máxima de Sánchez Llibre, sin embargo, defendida una y otra vez, es que esta vez los presupuestos en Cataluña son imprescindibles, y que si el Govern no encuentra socios para pactarlos, no quedará otra que convocar elecciones. Exactamente lo mismo que está pidiendo Esquerra Republicana.