Menú Buscar
Josep Sánchez Llibre, candidato a presidir Foment del Treball / FOMENT

Sánchez Llibre se lanza a “modernizar, renovar y generar ilusión de futuro” en Foment

El exdiputado se posiciona como único candidato para tomar el testigo de Gay de Montellà el próximo 5 de noviembre

17.09.2018 19:00 h.
5 min

Josep Sánchez Llibre ha oficializado este lunes su candidatura para convertirse en el nuevo presidente de Foment del Treball. El actual responsable de relaciones empresariales con el Congreso de los Diputados de CEOE, vicepresidente de Conservas Dani y exdirigente de Unió ha asegurado en su carta de presentación que su objetivo es “modernizar, renovar y generar ilusión de futuro” en la gran patronal

El candidato pone en énfasis ser capaz de atraer a los emprendedores a la organización. Cabe tener en cuenta que el ecosistema de start ups es especialmente prolífico en Barcelona, una de las mecas europeas de innovación con organizaciones del calado del Tech City. De hecho, la patronal catalana ya ha colaborado con la entidad encabezada por Miguel Vicente para que puedan construir el Pier 02, la casa de los emprendedores dedicada al blockchain, en un edificio que forma parte de su patrimonio sindical.

Empresarios emergentes

En la nueva etapa que se abrirá tras las elecciones empresariales del próximo 5 de noviembre se incidirá en esta relación. Esta es la propuesta que ha hecho este lunes el Comité Ejecutivo de la organización, cuya junta lo deberá ratificar en el encuentro de la junta directiva. Sánchez Llibre afirma que Foment del Treball debe ser la “casa de todos los empresarios”, y eso incluye los “sectores tradicionales pero también los emergentes”.

Indica que los empresarios de toda la vida y los emprendedores “que trabajan a destajo, los innovadores, los que buscan mercado en todo el mundo” son perfiles que tienen “un punto en común: el orgullo de ser empresarios”. Este será uno de los puntos clave de su candidatura, la “voz catalana dentro de CEOE”.

‘Road show’ de presentación

Sánchez Llibre trabaja desde hace meses en su candidatura a la patronal. Se ha sentado con todos los gremios y organizaciones integradas en Foment, incluso con los responsables de Fepime. La patronal de pymes encabezada por María Helena de Felipe ha sido el último foro en el que ha desgranado sus intenciones si se convierte en el líder de los empresarios catalanes los próximos cuatro años.

Tendría el camino bastante allanado para tomar el testigo de Joaquim Gay de Montellà. Parece ser que en los comicios de noviembre se cumplirá con una tradición en Foment y no se llegará a recurrir a las urnas, ya que sólo se presentará una candidatura a esta elección.

Candidatura transversal

“Nuestra gran intención es poner a pleno rendimiento todas las potencialidades de Foment, que son muchas”, argumenta el empresario en la carta de presentación. Identifica un “gran objetivo” que espera cumplir en los próximos cuatro años: “Defender el progreso económico y social de nuestro país y de su gente, de forma justa y equilibrada”.

Sánchez Llibre asegura que su candidatura será “transversal” y que representará a “todas las sensibilidades del empresariado catalán”. Afirma que todos los sectores de la industria y de servicios tendrán voz y voto en la futura estructura de la organización que propone, así como los “sectores emergentes vinculados a la economía 4.0 y a los territorios”. Advierte que el tejido local es básico para “construir la red empresarial en Cataluña”.

Gay de Montellà

La oficialización de su candidatura hace definitivamente añicos las intenciones del aún presidente de la patronal, Gay de Montellà, de posponer las elecciones en Foment del Treball hasta después de los comicios de CEOE. Un movimiento con el que el empresario hotelero perseguía posicionarse en algún cargo representativo dentro de la patronal española. De hecho, llegó a explicitar sus intenciones de disputarle el cargo a Antonio Garamendi, el candidato oficialista de la organización.

La junta de Foment dio un revés a esta iniciativa en el encuentro que tuvo lugar el pasado 3 de septiembre. Ha enterrado finalmente la propuesta con la ratificación del calendario electoral de este lunes. La cúpula de la gran patronal catalana se renovará en la primera semana de noviembre.