Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Josep Sánchez Llibre, presidente de Foment, en el coloquio sobre los fondos Next Generation / FOMENT DEL TREBALL

Sánchez Llibre lamenta la falta de concreción de los fondos europeos Next Generation

El presidente de Foment reclama "transparencia y eficiencia" en la gestión y la responsable de la Generalitat, Matilde Villarroya, reclama "participar en las convocatorias, codiseñar y codirigir"

2 min

El presidente de la patronal catalana Foment del Treball, Josep Sánchez Llibre, ha lamentado este martes la falta de concreción de los fondos europeos Next Generation que, en su opinión, se da en comparación con la altas expectativas que generaron en su día como factor clave para afrontar con éxito la recuperación económica de la crisis de coronavirus.

Sánchez Llibre ofrece la colaboración de las patronales para que la recuperación sea efectiva, y ha reclamado “transparencia y eficiencia” en la gestión de los fondos durante un debate sobre las oportunidades que los Next Generation brindan al tejido empresarial de Cataluña, organizado por El Economista.

Le Generalitat reclama más protagonismo

En el mismo ha intervenido también la secretaria de Asuntos Económicos y Fondos Europeos del Departamento de Economía de la Generalitat, Matilde Villarroya, quien ha reclamado la colaboración activa del Ejecutivo catalán “más allá del papel de mero ejecutor que nos atribuye el Gobierno de España. Queremos participar activamente en las convocatorias, codiseñar y codirigir. La política centralizada nos diluye como territorio. Extendemos la mano al Gobierno de España para este objetivo”.

Villarroya considera que los fondos europeos son un reto mayúsculo y sin precedentes. En este sentido, considera que el Plan de Transformación y Resiliencia es “ambicioso”, y sostiene que Cataluña puede colaborar para contribuir al éxito del mismo porque tiene experiencia en la gestión de fondos europeos. Según sus datos, con el 1,5% de la población europea, Cataluña  captó el 2,7% de los fondos Horitzó 2020, y aporta además el 1% de producción tecnológica mundial, y el 3,7% de la producción científica. Asimismo, ha apuntado que Barcelona es la quinta ciudad europea en la innovación con startups.