Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
La ministra de Hacienda en funciones, María Jesús Montero, del Gonierno en funciones de Sánchez, que interviene Andalucía por el déficit del PSOE/ EUROPA PRESS

Hacienda interviene Andalucía por el déficit del PSOE

Pere Aragonès anunciaba hace ahora un año que la Generalitat dejaba de financiarse a través del FLA desde el 1 de enero de este año y que, en su lugar, se acogería al Fondo de Facilidad Financiera

14 min

El Ministerio de Hacienda ha comunicado a la Junta de Andalucía que no podrá salir a los mercados a captar financiación en 2020 por haber incumplido el objetivo de estabilidad, deuda pública y regla de gasto del ejercicio 2018 bajo el gobierno socialista, y reclama al ejecutivo actual de Partido Popular y Ciudadanos que preside Juanma Moreno que presente un "plan de ajuste que incluya medidas que garanticen el cumplimiento de los objetivos de estabilidad y de deuda pública y que sea consistente con su plan económico-financiero".

Así lo ha comunicado el secretario general de Financiación Autonómica y Local del Ministerio de Hacienda, Diego Martínez, en una carta remitida al secretario general de Hacienda de la Consejería de Hacienda, Industria y Energía de la Junta de Andalucía, Ignacio José Méndez Cortegano, fechada el pasado 5 de diciembre, una semana antes de la aprobación de los Presupuestos de la Comunidad Autónoma para 2020 en el Parlamento andaluz con los votos de PP, Cs y Vox.

Plan de ajuste para cumplir

En la misiva, Martínez recuerda a la Junta que el informe sobre el grado de cumplimiento del objetivo de estabilidad presupuestaria, deuda pública y regla de gasto del ejercicio 2018, de fecha 25 de octubre de 2019, "constata que la Comunidad Autónoma de Andalucía ha incumplido el objetivo de estabilidad, deuda pública y regla de gasto del ejercicio 2018" y, en consecuencia, "no reúne los requisitos previstos en el artículo 15.1 del Real Decreto-ley 17/2014 para adherirse al compartimento Facilidad Financiera en 2020, por lo que le corresponderá, en su caso, adherirse al compartimento Fondo de Liquidez Autonómico (FLA) 2020 y le serán de aplicación las condiciones financieras y fiscales previstas en los artículos 24 a 27 del citado Real Decreto-ley".

Ante esta situación, el representante del Ministerio de Hacienda que dirige la andaluza María Jesús Montero traslada a la Junta de Andalucía que "deberá presentar un plan de ajuste que incluya medidas que garanticen el cumplimiento de los objetivos de estabilidad y de deuda pública y que sea consistente con su plan económico-financiero", toda vez que "en 2020 Andalucía no cumplirá el requisito esencial de estar adherida al compartimento Facilidad Financiera exigido para poder combinar la financiación del Fondo de Financiación a Comunidades Autónomas con la captación de recursos a través del mercado financiero, según el acuerdo de la Comisión Delegada del Gobierno para Asuntos Económicos de 5 de julio de 2018".

Actuaciones que favorezcan el crecimiento

Finalmente, Martínez traslada al secretario general de Hacienda de la Consejería de Hacienda de la Junta de Andalucía que "para la aceptación por parte del Ministerio de Hacienda de su solicitud de adhesión al Fondo de Liquidez Autonómico en 2020, deberá remitir nuevo anexo en el que se recoja la estimación de la totalidad de sus necesidades de financiación para el año 2020".

La Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (Airef) ya había recomendado a la Junta de Andalucía una semana antes de la aprobación del Presupuesto de la Comunidad Autónoma para 2020 el "aplazamiento de la puesta en marcha de las nuevas medidas de rebaja fiscal propuestas" o el planteamiento de "otras actuaciones que favorezcan el cumplimiento de la regla de gasto, compensando el impacto de la pérdida de ingresos de medidas adoptadas".

EuropaPress 2544443 Segunda jornada del debate final del proyecto de Ley de Presupuestos de la Comunidad Autónoma para 2020 en el Parlamento de Andalucía El consejero de Hacienda Juan Bravo a su llegada al pleno %0a En Sevilla a 12 de d
El consejero de Hacienda de la Junta de Andalucía, Juan Bravo / EP

Montero no ha actuado "como en otras comunidades"

El consejero andaluz de Hacienda, Industria y Energía, Juan Bravo, por su parte, ha descartado este lunes que la Junta vaya a aplicar recortes en educación, sanidad o dependencia o vaya a "revertir" las rebajas fiscales que viene aplicando tras lo que ha calificado como "intervención" de las cuentas autonómicas a cargo del ministra de Hacienda en funciones, María Jesús Montero. Según Bravo, Montero ha actuado con Andalucía "como no se hace a otras comunidades" al comunicar al Gobierno regional que no podrá salir a los mercados en 2020 y reclamarle un plan de ajuste por incumplir el déficit en 2018.

"Ello ya nos planteó un escenario de dificultad a lo largo de 2019, y ahora nos encontramos con una carta en la que nos dice que nos hacen un plan de ajuste por el incumplimiento de ellos y nos impide salir a los mercados para financiarnos a un coste más barato y poder alargar los vencimientos de deuda para que los gobiernos que puedan venir detrás que no tengan compromisos tan grandes de devolución de la deuda", ha lamentado Bravo, que se ha mostrado convencido de que el Ministerio plantea "ajustes en contra de bajar los impuestos e intentará impedirnos que revirtamos nuestras medidas de fiscalidad que tan buenos resultados están dando".

"No cumplió ninguna"

A su juicio, la carta dirigida a la Junta por el Ministerio de Hacienda, fechada el 5 de diciembre, tiene una "extrema gravedad porque el propio Gobierno que incumplió nos obliga ahora a adoptar medidas" y ha sido especialmente duro con Montero, "que cuando estaba como consejera no cumplió ninguna de las reglas y ahora como ministra no es capaz de sacar un presupuesto y además nos interviene, que para eso parece que no está en funciones".

Bravo ha reconocido que la Junta "conocía la carta" del Ministerio antes de la aprobación de los Presupuestos de la Comunidad Autónoma para 2020 en el Parlamento aunque "no creíamos que iba en estos términos" tras haber "colaborado en todo momento" con la documentación reclamada por Hacienda y por la Airef. También ha asegurado que existe "margen de negociación" con el Ministerio y ha garantizado que la Junta no se va a "quedar quieta en esta situación" y va a "intentar defender todas nuestras posiciones como sea necesario"

"Los ciudadanos pueden estar tranquilos"

En cualquier caso, el consejero ha lanzado un mensaje de tranquilidad a los ciudadanos porque la exigencia de ajustes no se va a traducir en recortes sociales. "Este gobierno no va a recortar nunca en educación, sanidad y dependencia, eso lo pueden tener seguro. Vamos a seguir trabajando con nuestros presupuestos y con nuestra actuación, que está siendo bastante más correcta de la que recibimos. Los ciudadanos pueden estar tranquilos, a pesar de recibir un presupuesto con las peores condiciones que había en España, no vamos a revertir medidas fiscales que generan empleo y crecimiento del PIB", ha querido dejar claro.

Bravo ha afeado al Gobierno de Pedro Sánchez que "nos ponga de nuevo palos en las ruedas al crecimiento porque no le gusta ver que Andalucía crece de manera diferente, actuando con el diálogo y aceptando enmiendas de otras fuerzas políticas" y ha insistido en que la Junta va a hacer todo lo necesario para que las exigencias del Ministerio "no afecten en nada al día a día de los ciudadanos pese a los obstáculos que nos están poniendo".

"Quieren sus propias reglas"

También ha querido dejar claro que la carta enviada por Hacienda "no es un procedimiento automático", sino que obedece a que "no les gusta cómo estamos actuando y quieren imponer sus propias reglas del juego" pero se ha mostrado convencido de hay "margen de negociación" para seguir permitiendo la salida de Andalucía a los mercados.

En este sentido, ha señalado que "ninguna entidad de rating nos ha bajado nuestra calificación y nos animan a que saquemos mayor deuda al mercado porque existe apetito en relación con Andalucía, empezamos a ser creíbles y damos garantías", por lo que ha criticado que Montero plantee "intervenir nuestras cuentas y limitar nuestra capacidad de actuar como no se hace a otras comunidades autónomas".

torra
El presidente catalán Quim Torra (d) y el vicepresidente del Govern, Pere Aragonès, en el Parlament / EFE

La Generalitat renunció a financiarse a través del FLA

Hace ahora un año, el vicepresidente Pere Aragonès anunciaba que la Generalitat dejaba de financiarse a través del Fondo de Liquidez Autonómico (FLA) desde el 1 de enero de este año y que, en su lugar, Cataluña se acogería al Fondo de Facilidad Financiera. Así lo ha anunciado el vicepresidente y consejero de Economía del Gobierno catalán, que recalcaba que desde entonces se acogerían al Fondo de Facilidad Financiera (FFF), como paso previo a volver a obtener dinero en los mercados financieros.

"Dejaremos el FLA el 1 de enero. Cataluña lo abandona y nos vamos al FFF como paso previo a financiarnos en los mercados. Eso nos dará más libertad frente a un Estado que utiliza esta cuestión para recentralizar políticamente  políticamente", aseguraba Aragonès a la agencia ACN, en unas declaraciones difundidas por TV3.

¿Qué es el FFF?

La Generalitat valoraba entonces que el FFF, otro fondo proporcionado por el Ministerio de Hacienda, como más flexible con los controles que el FLA. Para el consejero de Economía, esta decisión era una "señal de la salud financiera" de la administración. El FFF es un fondo disponible para aquellas autonomías que cumplen con los límites de déficit, les concede mayor margen de actuación, y ofrece el dinero a un precio más bajo. El FLA se creó en 2012 para ayudar en casos de déficit mayores a los exigidos, lo cual conlleva un mayor control de las cuentas de los gobiernos regionales, e intereses más altos. En el caso de Cataluña, sus costes en 2018 fueron del 0,84%. Con el FFF, según el Govern, rondarían el 0%.

El Fondo de Liquidez Autonómico (FLA), establecido por el Gobierno en 2012 para facilitar la financiación de los déficits de las CCAA, ha permitido a la Generalitat ahorrarse desde entonces más de 10.000 millones de euros tan sólo en intereses.

Montero, contra los 'indepes'

Ya en septiembre de este año, la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, responsabilizaba al gobierno de la Generalitat de su parálisis política y financiera, en respuesta a una intervención del senador de Junts Per Catalunya (JxCat) Josep Lluís Cleries, que había acusado de ello al Estado con un encendido discurso independentista.

"¿Sabe qué? Que su partido tumbó unos Presupuestos que eran buenos para España, para Cataluña", le recordaba Montero, que instaba además a los postconvergentes a aprobar desde la Generalitat unos presupuestos autonómicos, dado que ya aproximaban a la tercera prórroga. "La única razón por la que las finanzas de la Generalitat están paralizadas es porque llevan años paralizando el Parlament", indicaba la ministra, aludiendo a los recortes que anunciaba el Ejecutivo catalán.

Destacadas en Business