Menú Buscar
Interior de la Bolsa de Madrid, con las pantallas del Ibex al fondo / EP

Sánchez catapulta un 6% al Ibex con su plan de estímulo

La bolsa española avanzó más del doble que el resto de grandes plazas europeas alentada por el plan de choque del Gobierno y el enésimo intento de rebote en Wall Street

Carlos R. Cózar / Raúl Pozo
5 min

El guión fue muy similar al de los últimos días pero, esta vez, el final ha sido feliz.Y más que feliz, convincente. Los inversores encontraron en el plan económico del Gobierno contra el coronavirus el estimulo que no fue capaz de darle el Banco Central Europeo, ni la Unión Europea, ni mucho menos el Consejo. Tras otra nueva jornada de extrema volatilidad, el Ibex cerró con alzas del 6,41%, muy por encima de las subidas logradas por París, Frankfort y Londres, algo superiores al 2%.

De subidón a verse en negativo. Y de estar en rojo a acabar por todo lo alto. Ésa ha sido la historia de una sesión que el Ibex ha cerrado de manera inmaculada, tras comenzarla con un rebote esperado tras el lunes negro y que se torció a media sesión tras el hundimiento de la confianza de los inversores alemanes.

Telefónica desbocada

Quizá fue quien menos esperaban los inversores el que, finalmente, les dio motivos para volver a confiar en la renta variable. El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, se sacó de la chistera un plan para movilizar hasta 200.000 millones de euros, públicos y privados, y así paliar los efectos del coronavirus tanto en el empleo como en un elemento tan fundamental en el tejido empresarial español como las pequeñas y medianas empresas. A partir de ahí, el Ibex cogió carrerilla para terminar siendo el mejor índice de Europa.

A la cabeza de las alzas del selectivo, una desatada Telefónica, con avances cercanos al 18% (solo superados por los de Mapfre, casi un 20%). La empresa de telecomunicaciones se disparó al calor de la medida antiopas extranjeras que ha impuesto el Gobierno, que ha aprovechado el paquete de medidas económicas para blindar a las cotizadas, muy debilitadas por el desplome bursátil, de los inversores de fuera de la Unión Europea que estuvieran pensando en cazar gangas en España.

Banca y energía, al alza

En el sector financiero, Bankia, con un repunte de más del 14%, fue el valor que mejor recibió las medidas del Gobierno, que incluyen una moratoria hipotecaria que, de primeras, no gustó tanto a los inversores que apuestan por la banca. Especialmente penalizado se vio Bankinter, que llegó a dejarse más de un 6% y que no pudo concluir en positivo, aunque sí minimizó en buena medida la caída. Santander, Sabadell y Caixabank avanzaron por encima del 5%.

Otro de los valores con mayor capitalización, Iberdrola, contribuyó con subidas superiores al 9% y lideró los avances de un sector energético que se mostró muy firme en la segunda parte de la jornada. Siemens Gamesa recueró cerca de un 10%, y casi un 6% Naturgy.

IAG no remonta

En el polo negativo, el optimismo contagiado por el Gobierno no llegó a los valores relacionados con el sector del turismo, que no levantan cabeza según van llegando malas noticias para ellos, en forma de cierres fronterizos, restricciones y rumores que apuntan a otras medidas incluso más contundentes. La del martes fue otra sesión de pesadilla para IAG, que volvió a sentir la fuerza del coronavirus y se dejó casi un 8%, arrastrada por los rumores de quiebra en Air Italia.

Amadeus también acabó en rojo, aunque con descensos más moderados, en torno al 1%. Las socimis Merlin y Colonial cayeron por encima del 5%, ante el temor que el Gobierno pueda tomar medidas adicionales sobre los alquileres. Por su parte, ACS cerró con descensos superiores al 3%.

El rebote de Wall Street

Las compras también se vieron impulsadas por el buen tono de Wall Street, tras vivir el lunes una nueva sesión para la historia, pero para la de color negro, con su mayor caída desde 1987. El efecto se pudo apreciar en todos los mercados europeos. Sin embargo, la plaza española contaba con un claro elemento diferenciador, una baza que no desaprovecharon unos inversores ávidos de confianza.

En el mercado de divisas, el euro ha perdido fuelle en esta jornada tras hacerse fuerte en las últimas sesiones. En concreto, la moneda única ha perdido alrededor del 1,74%.

En cuanto al petróleo, el martes ha sido una jornada de transición y el precio del barril apenas se ha movido. El barril de Brent, de referencia en Europa, ha perdido un 0,5% y el WTI, de referencia en Estados Unidos, consiguió alzas cercanas al 1% al cierre de sesión en el Viejo Continente.