Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Pedro Sánchez, presidente del Gobierno / EP

Sánchez admite que el Gobierno rebajará la previsión de crecimiento en 2022

El jefe del Ejecutivo descarta una bajada generalizada de impuestos y asegura que ningún país europeo está haciendo algo similar

3 min

El Gobierno revisará a la baja próximamente sus previsiones de crecimiento para el presente ejercicio, que calculó en un incremento del 7% del PIB, como consecuencia de los efectos de la guerra por la invasión rusa de Ucrania, según ha admitido el jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez

Durante una entrevista concedida al programa “Espejo Público”, de Antena 3, Sánchez ha apuntado a las amenazas y riesgos que para la evolución de la economía supone el conflicto bélico, que ha impacto de forma notable en la evolución de los precios.

Recuperación robusta

Así, el presidente ha responsabilizado del 70% de la escalada del IPC a las tensiones en los mercados energéticos, algo que “tiene mucho que ver con el conflicto en Ucrania”.

No obstante, el jefe del Ejecutivo se ha mostrado convencido de que la recuperación de la economía española no dejará de ser robusta, en especial en materia de empleo, punto en el que ha destacado el dato de que a cifra de personas ocupadas se sitúa ya en el entorno de los 20 millones. 

Plan de Estabilidad

En las últimas semanas, diversos organismos nacionales (entre ellos, el Banco de España y la Airef), internacionales y servicios de estudios han revisado a la baja sus previsiones de crecimiento para la economía española en 2022 como consecuencia de los efectos de la guerra, en especial la elevada inflación

En las próximas fechas, España deberá presentar a la Comisión Europea la actualización del Plan de Estabilidad, con la actualización del cuadro macroeconómico, con lo que probablemente ése será el entorno elegido para concretar la revisión, aunque Sánchez no ha dado detalle adicional alguno. 

Sin rebajas fiscales

En lo que sí se ha mostrado firme es en la postura del Gobierno de no llevar a cabo una rebaja generalizada de impuestos para tratar de dinamizar la actividad económica. 

Frente a lo que solicita parte de la oposición, especialmente el Partido Popular, Sánchez sostiene que un plan como ese "no es creíble, no lo está haciendo nadie en Europa y no es un proyecto de país".