Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Presentación de Ballie, el nuevo robot asistente de Samsung en el CES 2020 / EUROPA PRESS

Samsung redujo su beneficio a la mitad en 2019

La firma surcoreana se vio lastrada por la crisis del mercado de semiconductores y pantallas y se aferra a sus nuevos lanzamientos para remontar

3 min

Samsung Electronics redujo a la mitad sus beneficios en 2019 a causa de la caída de la demanda en el mercado de semiconductores. La firma también experimentó la debilidad del mercado de pantallas registrada durante el año. Así, la compañía cerró con un beneficio neto de 16.725 millones de euros, lo que supone un recorte del 51% en comparación con 2018.

El beneficio bruto de explotación (ebitda) también quedó en la mitad comparado con 2018 al sumar 23.420 millones, al tiempo que la facturación retrocedió un 5,5% hasta los 177.335 millones.

Empuje a final de año

A pesar del dispar compartamiento del mercado de semiconductores y pantallas, Samsung ha restado importancia al asegurar que se trata de una coyuntura temporal tras la que el sector comenzará a recuperarse. Así, destaca que sus ingresos por ventas se incrementaron un 10,5% en el cuarto trimestre con respecto al mismo periodo del año anterior, hasta los 46.055 millones de euros.

Samsung también destacó la mejora de rendimiento de su rama de telefonía en el último tramo de 2019 gracias al éxito comercial de sus últimos modelos Galaxy y estima que el lanzamientos de nuevos terminales plegables y de alta gama proporcionará un buen arranque de 2020.

Recuperación de los semicionductores

En todo caso, la empresa no prevé que el primer trimestre suponga un importante giro en su cuenta de resultados en general. Hacia la mitad de 2020 el mayor productor mundial de semiconductores sí anticipa una recuperación más sólida de la demanda para estos productos destinados a centros de datos o a expandir las redes 5G. Aun así, Samsung se mostró cauta al asegurar en su comunicado que "en todo caso, el actual ritmo de expansión del 5G y sus efectos sobre las memorias DRAM está aún por verse".

Con respecto a la producción de pantallas, la compañía considera que a lo largo de 2020 esta rama probablemente se mantenga en el rojo ante la caída de la demanda. Por ello, buscará recortar costes, ampliar su cartera de clientes, mejorar su catálogo de productos y fortalecer la competitividad de los mismos.

Más allá de trabas como el conflicto comercial entre Pekín y Washington o los estragos que vaya a generar a medio plazo el coronavirus de Wuhan en China --un mercado del que Samsung depende enormemente-- y otras grandes economías, la compañía también encara este año retos como el nuevo del juicio de su líder de facto, Lee Jae-yong, acusado de sobornar presuntamente a la expresidenta Park Geun-hye.

Destacadas en Business