Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Salvador Alemany, presidente de la Fundación Gran Teatre del Liceu / CG

Salvador Alemany recupera en 10 días el interés por llevar al Imax de Port Vell la nueva ópera

El presidente de la fundación del Liceu acepta tomar el solar en el puerto solo una semana después de "descartar al 100%" el proyecto

4 min

El presidente de la Fundación del Gran Teatre del Liceu, Salvador Alemany, recupera el interés por llevar al Imax la nueva sede musical de la institución. El Centro de Ópera de Nueva Creación del Liceu se ubicará en el solar del Puerto de Barcelona que dejará libre el antiguo cine Imax tras su demolición. Da el paso una semana después de que los portavoces del Liceu descartasen "al 100%" una iniciativa que se analiza desde hace meses. 

Alemany, que ha sido el promotor original del proyecto, ha conseguido finalmente los acuerdos internos necesarios para su ejecución. El Liceu Mar es su apuesta para abrir en el puerto de la ciudad una subsede, el legado que aspira a dejar de su paso por la presidencia de la fundación. Ya anunció un pacto con la organización que trabajó para abrir un Museo Hermitage en el astillero de la capital catalana. Con todo, esta iniciativa fue bloqueada por el gobierno municipal y su futuro está ahora en los tribunales. 

Instalarse en el Imax, un cine que cerró en 2014 y que espera desde hace años el derribo, era la opción que se analizaba de forma paralela. Ahora, se ha firmado un acuerdo de intenciones consensuado entre el Puerto, el Ayuntamiento y el patronato del Liceu.

Comunicaciones contradictorias

El nuevo edificio será la segunda sede del teatro fuera de Las Ramblas. Este eje, que desde el Liceu consideran estratégico, lleva en estudio desde hace meses. De hecho, según ha apuntado Alemany, se habrían realizado comunicaciones para cerrar el pacto en las últimas semanas.

El edifio del IMAXA del puerto de Barcelona / WIKIPEDIA
El edifio del IMAXA del puerto de Barcelona / WIKIPEDIA

Este reconocimiento resulta contradictorio con la afirmación de los portavoces de la institución musical de que el proyecto se había "descartado". "En su momento apareció el Imax Port Vell como una de las posibilidades, entre otras opciones", aseguró la directora de comunicació, Joana Lladó, el pasado 10 de enero a este medio. "A día de hoy, no está interesado en la compra del edificio" porque "sus características no cumplían con las necesidades del teatro". 

La misma interlocutora manifestó que "el Liceu sigue en la búsqueda de un espacio donde pueda desarrollar su proyecto". Finalmente, ha sido el del mismo cine. Eso sí, el edificio se demolirá tal y como estaba previsto desde hace años. 

Impulso a la ópera, a largo plazo

Tras el viraje de Alemany y del propio Liceu, la organización pretende impulsar en el puerto una nueva ópera desde todos sus ámbitos. Composición, dramaturgia o dirección de escena, son algunas de las claves que el teatro pretende potenciar fuera de sus instalaciones históricas.

Este proyecto, no obstante, se daría a largo plazo. Tras el derribo del inmueble actual, el Liceu levantará una nueva infraestructura que se convertirá en el Centro de Ópera de Nueva Creación. Desde el sector se espera un concurso de arquitectura internacional para conseguir otro edificio con carácter propio en el frente marítimo de Barcelona.