Menú Buscar
Prensa y profesionales del sector en los primeros días del salón del automóvil de Barcelona, rebautizado con el nombre de Automobile Barcelona / CG

Automobile Barcelona, ver y comprar

La organización de la feria del motor de la capital catalana intenta dar un vuelco al modelo, aunque se mantiene como un evento básicamente comercial

4 min

El salón del automóvil de Barcelona abre puertas para el gran público este fin de semana tras dos días enfocado a la prensa y a los representantes institucionales que se han dejado ver en la feria, como el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y el de la Generalitat, Carles Puigdemont. Los organizadores han intentado darle una pátina de innovación, pero las marcas, operadores y patronales con representación en el evento enmiendan el objetivo. El principal foco del Automobile Barcelona es el comercial.

Novedades como tal, pocas. Las grandes citas de la automoción en Europa donde las marcas apuestan y presentan modelos inéditos son las de Ginebra, París y Fráncfort. No hay cambios al respecto en la feria bianual de la capital catalana que ha perdido firmas como Volkswagen.

Primera participación de Tesla

Con todo, el visitante tendrá la oportunidad de ver en directo coches como el Abarth 595 Pista cabrio, un recién llegado a Fiat con un motor de 160CV que le sitúa por sus características como uno de los más potentes del evento; el Ferrari GTC4 Lusso o el Jaguar F-Pace, el todocamino urbano (SUV) de la compañía de lujo.

Un agente de seguridad mira una de las motos expuestas en el salón del automóvil de Barcelona en los primeros días del evento / CG

Un agente de seguridad mira una de las motos expuestas en el salón del automóvil de Barcelona en los primeros días del evento / CG

La apuesta por la innovación y las nuevas tendencias del sector sí que se notan con el peso del vehículo eléctrico en la feria. Además de ser la primera ocasión en que participa Tesla, una firma que rechazó estar presente en el último salón de Ginebra por tener el foco más puesto en el segmento comercial --ha anunciado que abre una tienda temporal en Barcelona--, otras marcas muestran sus propuestas de enchufables o híbridos. Más de la segunda categoría.

Eléctricos e híbridos

Destacan el BMW i8 Protonic Frozen Black Edition, una versión limitada del vehículo que, igual que la multinacional estadounidense, está enfocada en el sector premium. Mini también ha aterrizado en Fira Barcelona con su modelo híbrido enchufable, el Mini Cooper SA Countryman ALL4 que permite una potencia general total de sistema de 224CV. Alcanza los 125 kilómetros por hora libres de emisiones y la autonomía eléctrica es de 40 kilómetros.

Y en este segmento de coches urbanos, Smart intentará vender su última gran apuesta comercial: el Smart Electric Drive. El motor está instalado en la parte trasera y alcanza los 81CV. Es decir, una autonomía de 160 kilómetros con una velocidad máxima de 130 kilómetros por hora.

Largas colas

La feria levanta interés. Los visitantes se han acercado desde este jueves para preguntar sobre los accesos y se prevén colas a lo largo de todo el fin de semana. Más allá de ver coches y comparar ofertas, también se podrá acceder a la llamada Innovation Square, la plaza de la innovación en inglés.

Allí, el público de la feria podrá descubrir servicios como los de Drivy o Avancar o nuevas propuestas de start ups que operan en el sector de la automoción que llegan al salón del automóvil de la mano del 4YFN, el hermano joven del Mobile World Congress (MWC).

La feria estará abierta hasta el próximo 21 de abril.