Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Trabajadores de una fábrica / EP

El salario medio de los trabajadores sufre el mayor desplome de la historia

El sueldo de los empleados se sitúa en los 1.804 euros al mes, un 9,4% por debajo del año pasado

3 min

El Instituto Nacional de Estadística (INE) ha dado a conocer el coste laboral y salarial de las empresas pertenecientes al segundo trimestre del año. Tal y como era de esperar, los datos han sido negativos y se ha producido el mayor desplome de la historia del sueldo medio en España, con 1.804 euros al mes. El descenso es del 9,4% interanual. 

Según los datos ofrecidos este jueves, los salarios mensuales medios han pasado de 1.992,18 a 1.804,08 euros por trabajador. Si se excluye el factor variable de los salarios (pagas extraordinarios y atrasos), se obtiene el coste salarial ordinario. El descenso en este caso llega al 11%. 

Coste laboral

Según indica el INE, el coste laboral por trabajador y mes, el real para las empresas, alcanza los 2.442,91 euros en el segundo trimestre de 2020. Esta cifra también muestra un retroceso del 8,3% si se compara con el mismo período de 2019. Es decir, a la empresa le sale más barato que nunca el empleado. 

El organismo justifica el retroceso a la “situación sobrevenida con la declaración del estado de alarma que suspendió de forma temporal diversas actividades económicas, especialmente durante los meses de abril y mayo”.

El factor de los ERTE

El ahorro de los costes laborales de las empresas responde, según el INE, a que los trabajadores afectados por un expediente de regulación temporal de empleo (ERTE) se mantienen en las plantillas y computan como empleados en alta. Con todo, gran parte de su salario lo asume el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE).

Los otros costes (los no salariales) disminuyen el 5%. Su principal componente, las cotizaciones obligatorias a la Seguridad Social, decrecen el 7,1%. En la variación de las percepciones no salariales destaca el aumento del coste por los complementos de la incapacidad temporal, del desempleo parcial y de las otras prestaciones sociales directas. Todo ello también por la vigencia de los ERTE. 

Pérdida de horas

Por otra parte, el INE señala que las horas trabajadas por semana se quedan en las 34. Las regulaciones han provocado que los empleados pierdan a la semana alrededor de 10 horas en sus puestos de trabajo.

Otras 2,2 horas son por vacaciones y fiestas disfrutadas y 1,8 horas se deben a bajas por incapacidad laboral. El resto de horas no trabajadas (0,8) se deben a otras posibles causas como permisos remunerados, maternidad o paternidad, conflictividad laboral, etc. Si se añaden las horas extras y se restan las perdidas, la jornada laboral en España se quedó en las 24,6 horas efectivas de trabajo por semana en el segundo trimestre del ejercicio en curso.