Menú Buscar
Foto de archivo de la Sagrada Familia

La Sagrada Familia estima cerrar el año con unos ingresos de 103 millones

La junta de la basílica de Barcelona ha destinado 55 millones de euros a las obras de continuación en 2019

3 min

Los ingresos que genera la Sagrada Familia de Barcelona no dejan de crecer. La junta constructora del edificio estima que cerrarán el año vigente con una facturación de 103 millones de euros, lo que supone una crecida de un 28% respecto al año pasado, en el que se ingresaron 80 millones.

Esta subida hace posible que también aumente el montante destinado a la continuación de las obras. Si en 2018 la partida presupuestaria para la construcción de la basílica fue de 50 millones, en el ejercicio actual se sitúa un 10% por encima, lo que los sitúa en los 55 millones, según los datos publicados por Metrópoli Abierta en base a las informaciones proporcionadas por los gestores del templo. 

Crecimiento del presupuesto de obras

El total que se destina a la finalización de la Sagrada Familia ha ido aumentando año tras año. Desde que comenzara el siglo XXI el presupuesto de la obra ha aumentado en un 450%, ya que a inicios del 2000 esta partida era algo superior a los 10 millones. Solo en tres años --desde 2016--, el presupuesto de obra ha aumentado un 120%. 

La inversión en construcción de aquel ejercicio fue casi la mitad de la destinada para ello al año siguiente (de los 25 millones en 2016 se pasó a 40 millones en 2017). Y la cifra volvió a crecer, aunque en menor medida, un año más tarde, según las cifras proporcionadas por la junta constructiva. 

Ingresos desconocidos

La transparencia de los datos sobre la inversión se contradice, sin embargo, con la opacidad de información sobre la cantidad monetaria respecto a los ingresos de la basílica. El medio de comunicación digital anteriormente citado especifica que, a pesar de las continuas peticiones de información al respecto, la junta de la Sagrada Familia no han comunicado "en tiempo y forma" la "evolución de los ingresos del templo" en los años anteriores a 2018.

Un ocultismo que también se refleja cuando se les preguntó, en rueda de prensa, a qué se destina el resto de los ingresos --una vez restado el montante para obras--. Alegaron entonces que existía una reserva que activarían en el caso de un descenso acusado de las visitas, principal fuente de incoming de la basílica, aunque el montante tampoco fue desvelado.