Menú Buscar
El presidente de Sacyr, Manuel Manrique / EUROPA PRESS

Sacyr pierde 297 millones por el 'efecto Repsol'

La constructora asegura que se trata de un impacto "exclusivamente contable", mientras su Ebitda crece el 25%

2 min

Sacyr cerró el año 2019 con pérdidas contables de 297 millones de euros a causa del impacto negativo por el saneamiento realizado por Repsol, compañía de la que posee el 8,2% del capital, según ha comunicado este viernes la constructora.

La compañía que preside Manuel Manrique se anota en sus cuentas la parte correspondiente del ajuste, que equivale a 272 millones, y la de las pérdidas del grupo que preside Antonio Brufau. Repsol ha generado un efecto total negativo de 354 millones en el resultato de Sacyr. No obstante, la firma ha manifestado que se trata de un impacto “exclusivamente contable” que “no afecta a la caja de la compañía, ni a su negocio, al dividendo o a la estrategia del grupo”.

Ajuste a la baja de las acciones

Sacyr ha ajustado a la baja el valor al que tiene registrado en libros su participación en Repsol, hasta situarla en 13,93 euros por acción, importe un 17% inferior al de 16,79 euros al que lo tenía contabilizado al cierre de septiembre de 2019.

Más allá de Repsol, la empresa ha remarcado su “solidez operativa”, con un beneficio bruto de explotación (Ebitda) de 676,7 millones de euros, un 25,1% más que el año anterior. El 80% procedió de todos los activos concesionales que el grupo tiene en sus distintos negocios.

En el capítulo financiero, la compañía logró el objetivo que se marcó para 2019 de recortar la deuda con recurso por debajo de la cota de los 1.000 millones, dado que este pasivo concluyó el año en 848 millones. El endeudamiento total se situó en 4.315 millones al término de 2019, lo que implica un repunte del 6,6%.