Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Sede del Banco de Sabadell en Barcelona / EUROPA PRESS

El Sabadell busca financiación con una nueva emisión de 500 millones de deuda

El banco vuelve a acudir al mercado para colocar bonos subordinados a cinco y diez años

2 min

El Banco de Sabadell ha lanzado su primera emisión del año, de 500 millones de euros en deuda subordinada. Una cantidad que la entidad se ha marcado como objetivo para financiarse y que no planea elevar aunque la demanda del mercado sea superior.

El banco no deberá devolver hasta de aquí al menos cinco años la liquidez que consiga reunir, que se amortizará en dos plazos: los inversores que no se acojan a un primer pago que se efectuará en 2026 recibirán el dinero cinco años más tarde, en 2031, con un tipo de interés revisado.

Una operación coordinada

Al frente de la maniobra financiera están el propio servicio de inversión de Banco Sabadell, Citi, HSBC, Nomura, Goldman Sachs y Crédit Agricole, que se encargarán de colocar la deuda en el mercado. El precio inicial es de 330 puntos básicos sobre midswap, pero dependerá de la demanda de los inversores.

Esta es la segunda inversión del año por parte de las entidades financieras españolas: Abanca dio ayer el primer paso con una operación de 375 millones de euros.

2.300 millones de deuda

Tampoco es la primera operación de estas características por parte del Sabadell en los últimos meses: en enero de 2020, ya lanzó 300 millones de euros en deuda subordinada y a lo largo del año pasado, ha vendido 2.300 millones de deuda en total.

La deuda subordinada, opción a la que ha vuelto a recurrir el banco en esta ocasión para financiarse, es un mecanismo habitual en los bancos españoles para obtener liquidez. Son activos de renta fija que suelen estar emitidos por entidades de crédito con una rentabilidad mayor a la de otros títulos.