Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Un repartidor de Geever en una de las estaciones operativas de los que dispone la firma en aparcamientos / SABA

Saba se hace con el 51% de la firma logística Geever por 1,3 millones

La compañía de aparcamientos compra la mayoría del operador de paquetería para desarrollar el modelo de reparto nocturno

4 min

Saba ha alcanzado un acuerdo para controlar la mayoría del accionariado de Geever, operador de paquetería especializado en el reparto de última milla. La compañía de aparcamientos ha cerrado con la firma logística Districenter (Holding M. Condeminas) su entrada en el accionariado del empresa con un 51% a través de una ampliación de capital inicial en una adquisición por un valor de algo más de 1,3 millones de euros.

Según han explicado Saba y Geever este viernes en una rueda de prensa conjunta, la operación, ya aprobada por los accionistas, supondrá también un cambio en la estructura societaria. Salvador Alemany, presidente de Saba, pasará a presidir también el consejo de administración del servicio de paquetería. Lo vicepresidirá Jordi Archs (Districenter) y habrá dos vocales, Xavier Álvarez y Joan Viaplana (Saba), además de la secretaria no consejera, Carlota Masdeu (Saba).

Repartos nocturnos

Saba ya mantenía desde hace tres años una colaboración con Geever, de modo que hasta ahora ofrecía cinco de sus aparcamientos para que la operadora logística pudiera usarlos como almacenes, que se llenan de mercancías de noche con vehículos eléctricos y silenciosos con el objetivo de descongestionar el tráfico. Tras el acuerdo, se prevé que estas estaciones operativas, desde las que se hace posteriormente la entrega de última milla al cliente, se incrementen a nueve en la ciudad.

Geever, que trabaja con Mango, Penguin Random House y Caixabank y ha alcanzado un acuerdo para la distribución de Nespresso, facturó algo menos de medio millón de euros en 2020. Sus responsables reconoce que la cifra es “insuficiente” para consolidar su modelo, aunque el plan es que las inversiones que hará Saba en la expansión del negocio y en nuevos vehículos pemita doblar la entrada de ingresos en 2021 y multiplicarlos por diez en el futuro, con la mirada fijada a exportar el mismo modelo a otras ciudades próximamente.

Mayor agilidad en el reparto

Alemany ha señalado que la prueba piloto impulsada por ambas compañías en Barcelona puede extenderse primero a otras localidades de proximidad, aunque según él es de interés en diversos territorios, ya que gracias a la especialización de la logística de última milla en cada zona “las economías de escala de reparto aportan un beneficio a todo el sistema”. Además, el presidente de Saba ha apuntado que en el futuro la actividad podría extenderse más allá del reparto. “Posiblemente, algunos comercios de barrio no tienen espacio en la tienda y podrían mantener unas pequeñas existencias de reserva en los aparcamientos donde se desarrolle esta actividad”, ha manifestado.

Por su parte, Pere Roca, consejero delegado de Geever, ha destacado que “fragmentar el proceso de distribución y entrega permite pensar en dos horarios diferentes”, algo que eplota su modelo de negocio. De este modo, su servicio hace posible que “durante todo el horario laboral no haya ni un solo vehículo de reparto” para evitar la congestión de las calles. Algo de lo que también se beneficia el propio reparto si se aprovechan las horas de menor afluencia: “Si lo hacemos de noche, la agilidad que hay en el proceso es altísima”, ha asegurado.