Menú Buscar
Entrada en un aparcamiento del grupo Saba

Saba inyecta 22 millones de euros para compensar créditos entre sociedades del grupo

Las operaciones tienen como objetivo financiar la compra de las acciones de la concesionaria portuguesa CPE y la constitución de la sociedad Bamsa con el Ayuntamiento de Barcelona

2 min

Saba, la gestora de aparcamientos con sede en Barcelona, realizó dos ampliaciones de capital en la sociedad por valor de 22,2 millones de euros al final de 2015. Las operaciones se ejecutaron en el visto bueno de la junta de accionistas del pasado 21 de diciembre para compensar créditos que la matriz, Saba Infraestructuras, realizó en su momento a la filial de aparcamientos tras la venta de los activos logísticos.

La inyección de capital tuvo como objetivo financiar las compras de la concesionaria portuguesa CPE a principios de diciembre (con una cartera de 13 aparcamientos y dos zonas reguladas distribuidas en nueve ciudades) y la constitución de la sociedad mixta Bamsa, que gestiona los aparcamientos que eran propiedad del Ayuntamiento de Barcelona.

Se trata, en todo caso, de operaciones internas de la compañía. “En ningún caso se trata de ampliaciones liberadas”, indican fuentes internas de Saba.

Dos ampliaciones de capital

Concretamente, Saba Car Park (tenedora de las acciones de Bamsa) ejecutó una ampliación de capital de 12,19 millones de euros que elevó su base hasta los 24,6 millones. Saba Aparcamientos, a su vez, realizó una operación de 10,09 millones que elevó los fondos propios hasta los 52,2 millones.

La gestora de aparcamientos cuenta con un accionistas minoritarios que representan aproximadamente el 0,5% del capital del grupo. El 90,5% restante es propiedad de Saba Infraestructuras, que es además el administrador único de la sociedad.