Menú Buscar
Una imagen de archivo de Pedro Sánchez

S&P mejora el ‘rating’ de deuda de Cataluña tras la llegada de Sánchez

La agencia de calificación ve positivo el anuncio del Gobierno de permitir a las CCAA refinanciar su deuda a corto plazo con préstamos a largo

02.08.2018 16:45 h.
3 min

El ‘efecto Sánchez’ empieza a notarse en Cataluña. Este miércoles, después de meses de ausencia de contactos, la Comisión Bilateral entre el Govern y la Generalitat volvía a reunirse, y este jueves la agencia de calificación crediticia Standard & Poor's (S&P) ha puesto en perspectiva positiva el 'rating' de Cataluña (B+) ante la posibilidad de la comunidad autónoma de conseguir refinanciar su deuda a corto plazo.

La agencia estima que la mejora de la calificación se relaciona con el anuncio del Gobierno, el pasado 26 de julio, en este sentido. Algo que “podría reducir las posibilidades de un incumplimiento de la deuda debido a la falta de coordinación entre la región y el Gobierno central español, un escenario que actualmente pesa sobre la calidad crediticia de Cataluña", argumentaba la agencia.

Justificar la deuda ante Hacienda antes del 31 de octubre

Standard & Poor’s explica, en un comunicado, que las regiones españolas interesadas en esta opción de refinanciación deberán justificar la naturaleza estructural de su deuda a corto plazo con el Ministerio de Hacienda antes del 31 de octubre, y ha añadido que esperan que Cataluña lo haga, ya que la comunidad había solicitado reiteradamente la autorización del Gobierno central para dicha refinanciación en los últimos años.

La agencia de calificación ha señalado que su objetivo es resolver la colocación de la perspectiva de crédito en los próximos tres meses, dependiendo del acuerdo del calendario del acuerdo de refinanciación.

Mejora progresiva del 'rating'

S&P ha indicado que podría mejorar el 'rating' de Cataluña si refinanciara la mayoría de su deuda a corto plazo con un horizonte a largo plazo.

En octubre del año pasado, S&P colocó la calificación de Cataluña en perspectiva negativa por la "confrontación política" entre el Govern y el Gobierno que entonces presidía Mariano Rajoy y el riesgo de que terminara afectando al cumplimiento de las obligaciones financieras de la comunidad autónoma.

Entonces explicó que revisaría el 'rating' de Cataluña en tres meses, y el 24 de noviembre decidió mantenerlo en perspectiva negativa ante la incertidumbre del resultado electoral en los comicios convocados en la comunidad para 21 de diciembre.